Alimentación

Recomendaciones nutricionales para evitar la demencia

Ruth Macarrón

Martes 26 de marzo de 2019

2 minutos

Nuestro estilo de vida y alimentación pueden ayudarnos a evitar la enfermedad

Recomendaciones nutricionales para evitar la demencia (Bigstock)

Sabemos que el alzhéimer o la demencia senil son enfermedades devastadoras. En España, las sufren más de 800.000 personas, y al menos 44 millones de personas en todo el mundo. Cada vez conocemos más detalles sobre este mal y nuevas utilidades prometen ayudar al enfermo y sus cuidadores en el día a día. Las investigaciones no paran de avanzar y muchos estudios relacionan nuestro estilo de vida con la aparición y el avance de la enfermedad.

Además del componente genético, que es inevitable, un estilo de vida sano, con el descanso adecuado y una dieta saludable podrían ayudarnos a evitar la demencia o tratar de frenar su desarrollo. Estas son las recomendaciones del Physicians Comitee for Responsible Medicine para ayudar a prevenir la demencia:

Recomendaciones nutricionales para evitar la demencia:

  • Evitar las grasas saturadas y grasas trans, como las que encontramos en algunas margarinas. Los lácteos enteros también son fuente de grasas saturadas, así como las grasas de palma o coco. Las grasas parcialmente hidrogenadas, como las que encontramos en los platos procesados, también habría que desterrarlas de nuestra dieta.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales. Dar prioridad a los alimentos vegetales frescos, mejor si son consumidos crudos.
  • Evitar el consumo excesivo de algunos metales como el aluminio, el cobre y el hierro. Aunque incluso se ha llegado a asociar el papel de aluminio con la enfermedad de Alzheimer, los estudios no han sido concluyentes. De cualquier manera, no incorporarlos en exceso en nuestra dieta es una de las recomendaciones nutricionales para evitar la demencia.
  • Incorporar un puñado de frutos secos cada día a nuestra dieta. Las virtudes de las nueces son de sobra conocidas. Pueden servirnos como snack de media mañana o merienda, y estaremos incorporando un alimento que cuida de nuestro corazón.
  • La última de nuestras recomendaciones nutricionales para evitar la demencia tiene que ver más con el estilo de vida activo. Se recomienda practicar ejercicio al menos tres días en semana, durante al menos cuarenta minutos. Similares son las recomendaciones de la OMS, que nos recuerda que debemos adaptar el ejercicio a nuestra condición física, para que pueda tener un impacto positivo en nuestro organismo.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?