Salud

Los bulos sobre las vacunas contra el coronavirus que no debes creer

Olga Selma

Foto: BigStock

Lunes 22 de febrero de 2021

3 minutos

Siguen los bulos en redes sociales en torno a la seguridad y beneficios de las vacunas

Los bulos sobre las vacunas contra el coronavirus que no debes creer
Olga Selma

Foto: BigStock

Lunes 22 de febrero de 2021

3 minutos

Durante la pandemia originada por la Covid-19, han surgido infinidad de bulos en las redes sociales que han confundido a la población. Ahora, con las vacunas, también circulan muchos mensajes erróneos que debemos contrastar con información veraz que nos permita despejar todas nuestras dudas.

La realidad es que se ha realizado un gran esfuerzo a nivel mundial para acelerar el desarrollo de vacunas que nos protejan frente al coronavirus. Durante este proceso, además de la investigación previa realizada en laboratorio, se están realizando los ensayos clínicos para determinar su seguridad y eficacia. Las vacunas aprobadas han pasado todos los pasos habituales, incluyendo una fase experimental preclínica en animales y las distintas fases clínicas I, II, y III. Además, tras su aprobación, las vacunas entran en fase de farmacovigilancia, en la que se sigue estudiando su seguridad. 

Además, las vacunas aprobadas han cumplido con todos los requisitos de seguridad y eficacia que obligan a cumplir las administraciones sanitarias (como la EMA en la Unión Europea y la FDA en Estados Unidos) y que son de acceso público.

bigstock Los bulos sobre las vacunas de Covid que no debes creer

Falsos efectos secundarios

Por ahora se han vacunado millones de personas en todo el mundo y no se han detectado efectos adversos de gravedad. A pesar de ello, siguen circulando mensajes sin ningún tipo de fundamento científico como que las vacunas con ARN mensajero pueden alterar nuestro ADN. Las vacunas de ARN mensajero introducen en nuestras células una secuencia génica que codifica para una proteína del virus SARS-CoV-2, la proteína S; pero el ARN de las vacunas no se integra en el ADN, y no se ha encontrado rastro de ningún coronavirus en nuestro genoma. Tampoco es cierto que las vacunas destruyen nuestro sistema inmune, sino que el sistema inmunológico se activa debido a la vacuna, como lo hace de manera natural ante una infección, aunque con la seguridad de que no se trata de un virus activo. 

La vacunación tampoc es obligatoria (la vacunación es voluntaria y ninguna Administración puede obligar a ponerla), ni se pueden comprar vacunas en Internet, porque cada vacuna está localizada desde la fábrica de producción.

En cuanto a si tras recibir la vacuna podremos ir sin mascarilla y hacer vida normal, tampoco es cierto. Tras la vacunación, la inmunización se da en dos etapas (dos dosis) y es necesario completar ambas. Además, la producción de anticuerpos y respuesta celular tarda un tiempo en darse. Los ensayos clínicos han reportado que las vacunas nos protegen contra la enfermedad grave, pero no se ha definido cuánto tiempo dura la inmunidad de las vacunas, tal y como ha explicado la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es https://twitter.com/oms_es?lang=en). Por eso es importante continuar con las medidas de protección: mascarilla, lavado de manos, distancia de seguridad y buena ventilación.