Cuídate

¿Qué características debe tener mi calzado para el día a día?

Carlos Zapatero

Miércoles 13 de marzo de 2019

2 minutos

Te enseñamos cómo escoger entre el número, la horma y otras características del calzado

¿Qué características debe de tener mi calzado para el día a día? (Big stock  )

A la hora de escoger el calzado que queremos utilizar en nuestro día a día, lo habitual es que no tengamos claro cuáles son exactamente las características que debemos de buscar en él. Como cita la Clínica Mayo, los pies de cada persona pueden tener diferentes formas, tamaños y características, por lo que es conveniente que tengamos en cuenta qué tipo de pie tenemos a la hora de elegir nuestro calzado, huyendo de las reglas universales.

¿Qué características debe de tener mi calzado para el día a día? (big stock )

El calzado debe adaptarse al pie, no a la inversa

Escoge el número correcto

Es la primera decisión que tienes que tomar a la hora de comprar una nueva zapatilla. Cada marca tiene su propia tabla de conversión de tallas y, aunque traten de hacerla lo más similar posible, puede haber discrepancias entre la misma talla en dos marcas diferentes.

Por ello, el número que utilices en otras zapatillas tiene que servirte de referencia, pero has de tener en cuenta que no es universal. Pruébate el zapato o las zapatillas tantas veces como necesites. Ajusta con diferentes tallas hasta encontrar con la que te sientes más cómodo y, sobre todo, llévate a la tienda los calcetines que sueles llevar en tu día a día.

Presta atención a la horma

Pese a que el número sea el correcto, la horma tiene que ajustarse al máximo a nuestra tipología de pie. Comprueba que, una vez te pruebes la zapatilla, el pie se ajusta perfectamente en su interior, pero sin llegar a molestar. En los pies excesivamente estrechos, apuesta por hormas estrechas. Lo mismo ocurre con los pies anchos y sus respectivas hormas.

La amortiguación

Los zapatos excesivamente planos, sin amortiguación, pueden proporcionar una sensación demasiado firme al caminar. Como expone la Clínica Fivasa, es importante que el calzado tenga amortiguación, especialmente si vamos a pasar muchas horas de pie o caminando. Mediante la amortiguación, nuestros músculos sufrirán menos presión en cada impacto contra el suelo.

Tipo de arco

Los músculos, huesos y tendones conforman un arco a lo largo del pie, que es el que nos permite adaptarnos a las diferentes superficies cuando caminamos.

  • Arco neutro: busca un calzado que te proporcione una sensación de firmeza y una estabilidad moderada.
  • Arco plano: es importante que el calzado tenga un extra de estabilidad.
  • Arco pronunciado: la amortiguación tiene que ser uno de los factores imprescindibles a la hora de buscar una nueva zapatilla. De esta manera, ayudarás a relajar la tensión del pie.
0

No hay comentarios ¿Te animas?