Cuándo

¿Cuándo conviene cambiar tus zapatillas de deporte?

Mariola Báez

Martes 26 de noviembre de 2019

2 minutos

Las zapatillas deportivas necesitan renovarse para que puedan cumplir perfectamente su función

Cuándo cambiar zapatillas deportivas (Bigstock)
Mariola Báez

Martes 26 de noviembre de 2019

2 minutos

Aunque te sienten como un guante, cada cierto tiempo es conveniente cambiar de zapatillas de deporte para asegurarte asíuna óptima sujeción y la amortigación necesaria que minimice el impacto que cada paso produce en tus articulaciones. Y es que el calzado deportivo debe estar en buen estado para que se convierta en tu mejor aliado a la hora de hacer ese ejercicio fundamental para llevar un envejecimiento activo que haga que te encuentres en plena forma.

Unas zapatillas deterioradas pueden ser causa de múltiples molestias al andar e incluso ser responsables de una torcedura de tobillo entre otras lesiones. Tienes multitud de modelos de zapatillas deportivas y siempre has de optar por unas con las que te sientas cómodo, pero, elijas las que elijas, lo importante es que estén en perfectas condiciones para proteger tus pies de los distintos elementos externos.

Cuándo cambiar tus zapatillas deportivas: vigila el dibujo de la suela (Bigstock)

En qué fijarte para saber si toca cambiar tu calzado deportivo

Lógicamente, un primer vistazo te dará idea de si tus viejas zapatillas necesitan “jubilarse”. Costuras descosidas, ranuras o agujeros en el tejido exterior o en la plantilla interna, ojales por los que se introducen los cordones desprendidos… son pistas claras de que han cumplido de sobra con su cometido y no dan más de sí.

Pero si aparentemente están bien, y que crees que puedes aprovecharlas un poquito más, observa primero algunos detalles importantes:

  • La zapatilla es el elemento que mantiene tus pies en contacto con el suelo que pisas, tal vez irregular, y deben darte absoluta estabilidad. Prueba a colocar las tuyas en una superficie plana (el propio suelo, una mesa, etc.) y confirma que toda la suela llega a tocarla, desde la punta hasta el talón. Si se tuerce lateralmente o la parte delantera o la trasera no están en contacto con esa superficie, toca cambio.
  • El estado de la suela es otro indicativo de si tu calzado deportivo sigue siendo válido. Es fundamental que el dibujo resulte visible y no se presente gastado en exceso, porque si las líneas de la suela solo se intuyen, las zapatillas han perdido el agarre esencial, que es lo que te permite pisar con seguridad. Observa especialmente el área del talón. Todos tenemos una pisada única, que provoca un desgaste mayor en zonas concretas. Si el dibujo de la suela casi no se distingue y, además, el talón está más desgastado por un lado que por el otro, tienes que ir pensando en comprar unas nuevas zapatillas deportivas.
  • El tercer punto importante es comprobar la amortiguación, especialmente si practicas actividades que implican cierto grado de impacto como puede ser salir a caminar a paso rápido o practicar running a trote. Sin una buena amortiguación, tus articulaciones pueden verse afectadas. Si usas zapatillas con cámara de aire o de gel en el área del talón, introduce tu mano y prueba a palparla ejerciendo cierta presión. Si no notas resistencia alguna, esa cámara ya no está cumpliendo su función y es aconsejable el cambio en el calzado deportivo.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?