Cuídate

Claves para ser optimista y vivir mejor (y más feliz)

Victoria Herrero

Viernes 8 de marzo de 2019

1 minuto

Los psicólogos proponen pautas para mejorar la confianza en uno mismo y aumentar la felicidad

Claves para ser optimista (bigstock)

Todos podemos tener un mal día o atravesar una etapa de nuestra vida en la que nos puede costar más esbozar una sonrisa. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones la felicidad depende de uno mismo y por ello es esencial que seamos optimistas. Y es que no resulta tan complicado que con una serie de pautas lleguemos a mejorar nuestra calidad de vida y bienestar, como apuntan desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Así, será nuestro carácter y nuestra forma de afrontar la vida lo que determinará esa dicha. Aprovecha esa actitud para sacar el lado bueno de las cosas

Ser optimista no es estar todo el rato riéndose sin parar o pretender que no nos afecten los problemas que surgen en el día a día. Ser optimista, como recuerdan estos expertos, es aceptar nuestra forma de ser, nuestras limitaciones; así como afrontar los problemas de otra manera.

Disfrutar en familia nos hace más optimistas (bigstock)

Primeros pasos para una vida optimista

  • Párate unos instantes y piensa en cómo es tu vida. ¿Cómo es el nivel de estrés que sufres? Lo que se recomienda en estos casos es tener claras las prioridades en la vida y desterrar todo aquello que nos roba tiempo y hace que nos preocupemos demasiado. Además, la práctica de algún deporte nos hará sentirnos mejor, así como alimentarnos de forma adecuada y saludable. 
  • Cada uno somos tal cual. Por eso, no puedes compararte con otras personas ni pretender ser más alto, más delgado o tener una casa más grande para alcanzar ese estado de felicidad plena. Es necesario, en este sentido, que trabajes tu autoestima de cara a que aprendas a quererte tal cual eres. Así, toma nota de tus errores no para darte por vencido, sino para aprender de cada oportunidad, y ten la capacidad de perdonarte a ti mismo. 
  • Pasar tiempo con tus amigos, con tu familia o mantenerte activo son esenciales a la hora de no caer en el pesimismo. Aprende de las personas que te rodean y saca lo mejor de cada una. Disfruta con ellos y de todo lo que te ofrece la vida.
  • Nunca dejes de aprender, de tener ilusión por hacer nuevas cosas y disfruta con cada paso nuevo que vayas dando en la vida. Una motivación donde no puede entrar la queja o la negatividad. 
 
Escribe tu comentario aquí 1
1
marga Hace 1 año
Ojo con la psicología positiva¡. Decir que la felicidad depende de nosotros es ,como mínimo, injusto. Entonces todos los que no pueden hacerlo son débiles?. Otra cosa es que cuando conectemos con nuestra vulnerabilidad en los momentos duros de la vida ,la confianza en que llegará un momento en que volveremos a sentirnos mejor ayudará a sobrellevarlo . Si no , estamos fomentando la imágen de una sociedad que aparta, esconde y relega todo aquello que es duro, triste y difícil.