Cuídate

Descubre todos los beneficios que tiene la arcilla para cuidar tu piel

Victoria Herrero

Sábado 23 de noviembre de 2019

1 minuto

Un ingrediente natural perfecto para limpiar nuestra piel a fondo

Las mascarillas de arcilla proporcionan numerosos beneficios a la piel (Bigstock)

El estrés diario, la polución, los agentes externos –demasiado frío o demasiado calor– o una rutina facial de limpieza inadecuada hace que nuestra piel sufra. Para cuidarla, lo mejor es seguir una serie de rutinas para devolverle su salud natural, como recomiendan desde la Fundación Piel Sana. Entre esos hábitos saludables, la arcilla es uno de los ingredientes naturales más beneficiosos gracias a sus múltiples propiedades. Así, es cicatrizante, purificadora, descongestionante, desinflamante y actúa como regenadora celular de nuestra dermis. La mejor opción para limpiar la piel a fondo.

Este tipo de barro se emplea como base de mascarillas, a las que podemos sumar más beneficios si añadimos otros ingredientes como el aceite de jojoba o la manteca de karité –que son hidratantes– o el famoso aloe vera con acción antiinflamatoria. Incluso resulta saludable añadir unas gotitas de aceites esenciales, según nuestras necesidades. 

A la hora de aplicarla, pon una una capa gruesa de mascarilla sobre el rostro, con los dedos o una brocha, y evita el contacto con la zona próxima a la boca y los ojos. A continuación, déjala actuar de 10 a 15 minutos para, finalmente, retirar los restos con agua templada empapando una toalla o esponja.

Tipos de arcillas

Según sea nuestro tipo de piel o bien el efecto que queramos conseguir en nuestro rostro, optaremos por una arcilla u otra.

  • Arcilla verde: es, sin duda, la más conocida y empleada de todas. Destaca por sus propiedades desintoxicantes, remineralizantes y absorbentes, de ahí que se indique para pieles con tendencia grasa que requieren limpieza en profundidad.
  • Arcilla blanca: similar a la anterior, pero con una mayor riqueza en aluminio -con lo que tiene un mayor poder cicatrizante- y con menos concentración de oligoelementos. Se trata de un tipo de barro que se emplea como exfoliante, nutriente y relajante. Inlcuso se usa para cabellos secos y sensibles o como enjuague bucal. 
  • Arcilla roja: debe su coloración a su alto contenido en óxido de hierro. Presenta una textura más grasa y menos absorbente, por lo que es idónea para pelo graso, pieles mixtas, como calmante de las rojeces o en casos de transpiración excesiva. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?