Cuídate

Los suplementos con colágeno, ¿cuándo y cómo tomarlos?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 10 de junio de 2019

2 minutos

En cápsulas o en polvos para diluir, son uno de los productos estrella de la nutricosmética actual

Suplementos de colágeno

El colágeno es una proteína que el propio organismo produce de manera natural. Es un componente esencial para la formación de los distintos tejidos de nuestro cuerpo, desde la epidermis, hasta los huesos, ligamentos o cartílagos. A medida que los años avanzan, la producción de colágeno disminuye y se traduce, entre otras cosas, en una progresiva pérdida de elasticidad y firmeza en la piel.

El colágeno natural presente en estos suplementos, se obtiene principalmente a partir de determinadas piezas de animales (pieles, huesos, cartílagos...) y tras el correspondiente procesado, se utiliza en este tipo de productos, generalmente unido a otras sustancias, sobre todo, complejos de vitaminas y minerales.

¿Cómo actúa el colágeno? ¿Son efectivos los suplementos?

La Fundación Piel Sana señala que estos complementos incluidos en la nutricosmética actual, pueden ser una buena herramienta para el cuidado de la piel, las uñas o el cabello, pero siempre que se enmarquen dentro de un estilo de vida saludable y de una dieta variada y equilibrada.

En definitiva, hay que tener claro que no hacen “milagros”, pero pueden ser una ayuda, no solo para tener una piel más firme y tersa, sino también para cuidar las articulaciones.

Hay que matizar que no todos los suplementos de colágeno son iguales. Es importante saber que para que el organismo pueda absorber el colágeno ingerido a través de estos complementos, debe tratarse de colágeno hidrolizado, para que tenga la suficiente biodisponibilidad y pueda realmente llegar a los distintos tejidos. También la Fundación Española del Corazón, recuerda que para que nuestro cuerpo pueda sintetizar el colágeno, es imprescindible la acción de la vitamina C (de nuevo la alimentación juega un papel determinante).

Los suplementos de este tipo que han surgido en los últimos años se presentan en forma de cápsulas, gelatinas, preparados líquidos o polvos de colágeno hidrolizado para diluir. Empresas fabricantes de estos últimos, aconsejan tomarlos preferentemente diluidos en líquidos calientes, por ejemplo, un vaso de leche y preferentemente por las mañanas, al despertar.

La Fundación Piel Sana señala que el uso del colágeno como complemento oral es prometedor aunque son necesarios más estudios e investigaciones que confirmen datos como su grado de eficacia o las dosis adecuadas. Si decides tomar alguno de estos suplementos, la consulta previa con el médico es siempre aconsejable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?