Cuídate

El test del sueño para conocer si se padece trastorno de descanso

65ymás

Jueves 31 de octubre de 2019

2 minutos

Insomnio, apnea del sueño, narcolepsia, reflujo gasoestrofágico, síndrome de piernas inquietas...

Sueño y madrugar

Los trastornos del sueño suponen una verdadera pesadilla para aquellos que los padecen y uno de los primeros pasos para identificarlos es responder a un sencillo test del sueño en el que se abarcan las diferentes señales que apuntan a la existencia de los mismos. Es sumamente importante que se tenga presente lo anterior, para localizar el problema de origen y así impedir la aparición de otros efectos que pueden complicar seriamente la salud de quien lo sufre.

Algunos de los trastornos más comunes y para los cuales existen cuestionarios cada vez más eficaces son; el insomnio, la apnea del sueño, la narcolepsia, el reflujo gasoestrofágico y el síndrome de piernas inquietas. Desde el Instituto del Sueño proponen un test dividido en cinco partes para combrobar si se padece alguno de estos trastornos.

Cada una de estas patologías cuenta con síntomas y causas diferentes, aunque con ciertos elementos comunes que hacen que los efectos sean devastadores para la salud del sujeto que lo padece.

La pautas de higiene del sueño nos ayudan a dormir mejor (Bigstock)

Los especialistas en estas patologías insisten en la necesidad de un tratamiento precoz y efectivo para tratar de minimizar sus efectos, puesto que éstos pueden ser realmente significativos en diferentes áreas de la salud humana.

Algunas de las posibles consecuencias son las siguientes:

Cansancio: uno de los efectos más evidentes de la falta de sueño es la fatiga y los síntomas de agotamiento durante la jornada, incidiendo en una mayor dificultad para desempeñar las labores diarias.

Falta de concentración: al hilo del punto anterior, un problema para conciliar y mantener un sueño de calidad redunda en dificultades para atender y concentrarse en lo necesario para el día a día.

Irritabilidad: los cambios de personalidad también están ligados a los trastornos del sueño, por lo que puede complicar la esfera social del paciente.

Problemas cardiovasculares, neurológicos, intelectuales o metabólicos: son algunas de las complicaciones más severas a las que se pueden enfrentar quienes padecen estas patologías.

Un diagnóstico eficaz seguido de un tratamiento adaptado son las mejores soluciones para acabar con este problema, consiguiendo así el mejor descanso reparador para los pacientes y fortaleciendo así su salud desde los puntos de vista físico y mental.

Consejos para favorecer un descanso reparador a partir de los 65 años
0

No hay comentarios ¿Te animas?