Preguntas

Cómo influye la falta de sueño al sistema inmune de los mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 19 de septiembre de 2019

2 minutos

Si no descansamos correctamente es probable que nos debilitemos y seamos propensos a infecciones

Cómo afecta la falta de sueño al sistema inmune de los mayores

Está de sobra demostrado que tener problemas de sueño altera la salud, pero ¿de qué manera afecta al sistema inmune?... si es que lo hace. Y en el caso de los mayores que no duermen bien, ¿qué consecuencias puede tener para su salud? El sistema inmunológico nos protege de las infecciones, virus y bacterias, pero si este se ve debilitado por algún factor externo puede que no cumpla bien su misión y seamos más propensos a desarrollar algunas enfermedades.

Citocinas

Al dormir, el sistema inmunitario libera unas sustancias, las citocinas, proteínas que ayudan a que durmamos bien, y que realizan una función protectora si tenemos alguna inflamación o estamos estresados. Sin embargo, si tenemos algún trastorno del sueño estas proteínas pueden verse mermadas, y se reducen los anticuerpos y células que se generan por la noche durante el descanso.

Hay estudios que han demostrado que en adultos jóvenes una privación del sueño provocaba la reducción de glóbulos blancos. Mientras que otros corroboran que dormir bien ayuda a que el sistema inmune funcione con normalidad, mientras que lo contrario puede incidir en su deterioro.

Al mismo tiempo, otras investigaciones han demostrado que si no se mantienen las horas de sueño suficientes los niveles de estrés se incrementan al verse alteradas algunas de las hormonas relacionadas con este trastorno. Si esto se prolonga en el tiempo puede favorecer la aparición de ciertos problemas de salud, como una mayor propensión a padecer hipertensión arterial.

¿En qué consiste la higiene del sueño? Consejos para dormir con más calidad

En pacientes hospitalizados

En el documento Trastornos del sueño en el paciente adulto hospitalizado, realizado por varios expertos, se recoge que los pacientes que se encuentran ingresados suelen experimentar más problemas a la hora de dormir. Varias investigaciones determinaron que en las unidades de geriatría esta condición se produce en alrededor del 36% de los mayores, y los factores que se detectaron asociados a esta condición fueron una menor capacidad funcional, depresión y dolor. Así, esta carencia afecta también en el proceso de recuperación cuando nos hallamos enfermos.

Los expertos indican, por tanto, que es importante seguir las recomendaciones para que alcancemos las horas de sueño que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente y así no perjudicar a nuestro sistema inmunitario. Pero si vemos que este problema se cronifica debemos consultar a un profesional de la salud.

0

No hay comentarios ¿Te animas?