Cuídate

Sorprendentes trucos de belleza con solo emplear pasta de dientes

Victoria Herrero

Domingo 1 de marzo de 2020

1 minuto

Este producto se puede usar como mascarilla facial o para quitar manchas de tinte de la piel

Trucos de belleza usando pasta de dientes (bigstock)
Victoria Herrero

Domingo 1 de marzo de 2020

1 minuto

Unos dientes limpios, blancos y sanos se consiguen con una buena higiene dental diaria en la que la pasta de dientes es un elemento importante. Pero el dentífrico no solo sirve para limpiar nuestra boca, sino que además es la base de curiosos trucos de belleza.

Te mostramos, a continuación, algunos de estos consejos para emplear la pasta de dientes como si de un ritual de belleza más se tratara. 

Limpieza facial

Igual a algunos no les hace mucha gracia esto de limpiar el rostro con pasta de dientes, pero lo cierto es que una mascarilla con esta sorprendente base puede dejarnos la piel renovada y fresca. Nunca mejor dicho. Eso sí, tampoco hay que usarlo como un remedio milagroso, por ello lo mejor es emplear este truco de vez en cuando y echando la cantidad justa.

Si quieres evitar alguna irritación posterior en la piel, lo mejor es que pruebes antes en una pequeña zona para comprobar que no hay ningún efecto adverso. 

Acción contra incómodos granos

La pasta de dientes puede servirnos, además, como solución de última hora para ese molesto grano que nos sale en la cara. Al ser un producto antibacteriano viene bien para desinfectar ese rastro de acné y secar los granitos

Para ello, aplícate un poco de pasta de dientes directamente sobre esa espinilla y déjatela durante algo más de una hora para que haga su efecto. A continuación, retira la pasta ya seca con abundante agua tibia o fría. 

Adiós a las manchas de tinte en tu piel

Cuando nos teñimos el pelo en casa y no acudimos a una peluquería, puede pasar que al no ser muy profesionales en la tarea queden restos de tinte en la frente, orejas o la parte de atrás del cuello.

Para quitar esas manchas emplea la pasta de dientes sobre la zona con un ligero masaje hasta que veas que va desapareciendo y retira los restos de pasta con agua. Repite las veces que sea necesario hasta que el tinte haya desaparecido por completo de tu piel.  

Y un truco que no funciona

Por mucho que te digan que para una quemadura se puede poner pasta de dientes para calmar la zona ni se te ocurra hacerlo. Con esto lo único que conseguirás será provocar infecciones en esa herida.

Por tanto, lo mejor es poner la quemadura bajo un chorro de agua durante unos 15 o 20 minutos, secar posteriormente con una toalla o paño suave (que no deje restos de pelusas) y tapar con un apósito o crema cicatrizante.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?