Deporte para mayores

5 ejercicios para prevenir el ictus

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Miércoles 4 de noviembre de 2020

3 minutos

Supone la primera causa de muerte en mujeres y la primera causa de discapacidad adquirida

5 ejercicios para prevenir el ictus
Toni Esteve

Foto: Bigstock

Miércoles 4 de noviembre de 2020

3 minutos

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus, el pasado 29 de octubre, el Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) ha destacado la importancia de la rapidez en la detección de los síntomas iniciales de esta patología así como en contactar con los sistemas de emergencias médicas 112 para empezar a actuar con la mayor celeridad posible, incluido en los meses de pandemia. Esos síntomas son la pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo, boca torcida, dificultades para hablar o entender, pérdida brusca de visión, cefalea brusca muy intensa, parcial o total, sensación de vértigo intenso o caídas bruscas inexplicables, si se acompañan de cualquiera de los otros síntomas.

Desde el Ministerio de Sanidad se quiere dar visibilidad a esta enfermedad, "de enorme repercusión social", que supone la primera causa de muerte en mujeres y la primera causa de discapacidad adquirida, y difundir el trabajo que se está haciendo para garantizar la calidad de su atención sanitaria a través de la Estrategia en Ictus, aprobada en noviembre de 2008 por el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

En España destaca la tendencia descendente de la tasa de mortalidad que, con los últimos datos disponibles, ha pasado de 31,64/100.000 habitantes en 2008 a 22,25/100.000 habitantes en 2018, y de la tasa de mortalidad prematura por ictus (menores de 75 años) que ha pasado de 10,24/100.000 habitantes en 2008 a 7,75/100.000 habitantes en 2018.

Con todo, la prevención, focalizada en la promoción de la salud, continua siendo esencial para reducir la incidencia que tienes esta enfermedad. En esta línea, la compañía Boehringer Ingelheim (@BoehringerES), que desde 2017 tiene en marcha la campaña #GeneraciónINVICTUS para "formar e informar" a los pacientes y profesionales sanitarios, y las asociaciones de pacientes FEI (@ictusfederacion), FEASAN (@FEASAN_) y Mimocardio (@Mimocardio) seleccionaron en el marco de esta iniciativa los cinco mejores ejercicios para prevenir el ictus, que reproducimos aquí:

1. NATACIÓN

“La natación es un buen entrenamiento cardiovascular, porque sube el pulso y la tensión de manera progresiva, a la vez que trabaja un gran número de grupos musculares a la vez”, explica la Dra. Almudena Castro, Coordinadora de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital La Paz (Madrid), ex- presidenta de la sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardíaca de la SEC (Sociedad Española de Cardiología) y Directora de Mimocardio. Castro, añade: “además, al trabajar en el agua se reduce el impacto en las articulaciones”. Los estilos de natación más adecuados son braza, crol y espalda, recomendando la mariposa únicamente para expertos y personas con alta resistencia cardiovascular.

 

natación

2. YOGA

El yoga es un tipo de ejercicio que combina práctica física, espiritual y mental y por ello ayuda a controlar el peso, la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Los beneficios cardiovasculares del yoga pueden deberse a la reducción del estrés, ya que por ejemplo entre las mujeres es uno de los mayores riesgos de ictus4. Además, es un tipo de ejercicio de bajo o nulo impacto aeróbico que las personas mayores o con enfermedades cardíacas previas pueden realizar sin riesgo.

3. ESTIRAMIENTOS

Los estiramientos son un tipo de ejercicio físico de actividad moderada que permiten mantener el cuerpo activo y mejoran la circulación de la sangre. Del mismo modo, los estiramientos regalan minutos que ayudan a centrarse en uno mismo y rebajar los niveles de estrés.

 

estiramientos

4. CAMINAR

Es el ejercicio más sencillo y natural. En caso de llevar una vida sedentaria y necesitar un cambio de hábitos para llevar una vida más cardiosaludable, caminar es la mejor opción para empezar a incluir el ejercicio en la rutina diaria. Activa el flujo sanguíneo y se puede ir adaptando el ritmo según las necesidades.

caminar

5. BICICLETA

El hecho de ir en bicicleta no sólo aporta beneficios físicos, sino también mentales. A nivel físico, es una actividad de impacto cardíaco que activa la circulación, reduce el colesterol y ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones. A nivel mental, suele ser una actividad que nos permite estar al aire libre por lo que puede contribuir a reducir el estrés, y también puede realizarse en compañía de amigos y familiares, aunque también puede realizarse en centros deportivos. Basta con pedalear de 5 a 10 minutos al día.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?