Deporte para mayores

¿Cuáles son los beneficios de practicar Pilates?

Mariola Báez

Sábado 16 de noviembre de 2019

2 minutos

Mejora la condición física y busca reportar otros muchos beneficios gracias a su rutina de trabajo

El Pilates aporta numerosos beneficios físicos y psíquicos (Creative commons)

El Pilates es un conjunto de ejercicios, muy variados, que pueden practicar personas de cualquier edad, dado que existen distintas rutinas para llevarlos a cabo que implican un mayor o menor grado de dificultad.

Así pues, cada vez son más las personas que eligen el Método Pilates para cuidarse por fuera y también por dentro, porque se basa en la realización de movimientos suaves pero que implican un trabajo muscular suave e intenso a la vez y, además, aplica técnicas de concentración y relajación. Una sesión de Pilates consiste en realizar una serie de ejercicios que exigen una combinación de fuerza y resistencia, junto a a una buena capacidad de concentración que permita la toma de conciencia del el propio cuerpo y de lo que estamos haciendo.

Hay varias modalidades, por lo que resulta sencillo encontrar aquella que mejor se adapte a las necesidades de cada persona. Algunas incluyen el uso de elementos como los aros de Pilates o la pelota fitball, pero todas tienen en común que suponen notables beneficios tanto físicos como psíquicos.

El Método Pilates utiliza distintos accesorios para realizar sus ejercicios (Creative commons)

Qué puede aportarte una sesión de Pilates

Si te apetece movilizar todos tus músculos y articulaciones y, además, incrementar tu capacidad de autocontrol, estos son algunos de los beneficios que cualquier profesor de Pilates te comentará:

  • Armonía cuerpo- mente. No se trata de una sesión de gimnasio en la que tengas que “sudar la camiseta”. Parte del éxito del Pilates radica en su combinación perfecta entre la realización de los distintos ejercicios y el trabajo mental que te ayudará a relajarte y a ver los problemas cotidianos desde otra perspectiva
  • Aumento de la flexibilidad y elasticidad. Las personas que practican Pilates se sienten más ágiles, más ligeras y el motivo radica en que, con los ejercicios que se llevan a cabo, no se pretende batir récords, sino conseguir una mayor elasticidad en cada una de las articulaciones del cuerpo al tiempo que se logra una postura corporal correcta.
  • Peso controlado. Es otra ventaja de acudir regularmente a sesiones de Pilates, que implican la quema de una cantidad importante de calorías sin que apenas te des cuenta.
  • Alivio de molestias musculares. Dolores en la espalda o en las cervicales, agarrotamiento o tirones en áreas determinadas, sensación de piernas cansadas… el Pilates puede conseguir mejorías notables, porque los movimientos que implica mejoran el tono y la fuerza muscular.
  • Buena circulación sanguínea y linfática. Ejercitar todo el cuerpo con movimientos pausados pero constantes contribuye a reactivar la circulación en todos los conductos por los que el oxígeno y los nutrientes llegan ahí donde son más necesarios.
  • Bienestar. El Método Pilates no solo es ejercicio físico. Con él, liberar estrés, mejorar el autocontrol y alcanzar el equilibrio interior resulta más sencillo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?