Deporte para mayores

Dónde jugar a bolo palma, los bolos españoles de toda la vida

Rosa María Torres

Viernes 12 de abril de 2019

3 minutos

Este juego requiere puntería, coordinación visual y resistencia muscular del brazo lanzado

Bolo Palma (bigstock)
Rosa María Torres

Viernes 12 de abril de 2019

3 minutos

El bolo palma es una evolución del juego tradicional de bolos que todos conocemos. Esta modalidad se ha asentado definitivamente en Cantabria y en la zona oriental de Asturias. De hecho, la tradición pasa de generación en generación y es habitual ver a los más pequeños aprendiendo las destrezas en la calle.

Han sido los propios emigrantes cántabros y asturianos los que han llevado su tradición a otras ciudades donde se juega –aunque muy poco–.Las localidades donde puedes encontrar el bolo palma son Madrid; donde incluso existe una peña, Barcelona, País Vasco o Andalucía. Fuera de nuestras fronteras, lo encontrarás en México, Argentina, Chile o Venezuela.

¿Cómo se juega?

El bolo palma se basa en una técnica muy específica como es la colocación de la bola en la palma de la mano. Lo que permite, al ser su tamaño más pequeño que el de los bolos tradicional, que se pueda manejar mejor. Para agarrar correctamente la bola, la mano se coloca en forma de cuchara con los dedos entreabiertos y la muñeca en flexión.

Los bolos son nueve piezas cilíndricas de madera de abedul o avellano, con una parte centrar (o panza) más abultada y cabeza redonda. Tienen una altura de 45 centímetros. En su base llevan ajustado un anillo de acero, conocido como argolla. Existe otro bolo más pequeño de forma cónica que se llama cachi o emboque y se sitúa en un extremo.

Las bolas son de madera, generalmente de encina, con forma esférica y un diámetro entre 14 y 18 centímetros. Los bolos se asientan sobre unas estacas de acero a la altura del suelo.

Los tiros son unas señales en forma de barra cilíndrica colocadas sobre una plancha de hormigón. Su objetivo es fijar el lugar donde el jugador tiene que colocar el pie al lanzar la bola. Estas marcas suelen situarse entre los 12 y los 20 metros. Las rayas dividen a la bolera en dos zonas: pálida y nula.

Bolo Palma (bigstock)

Existen dos sistemas de juego: libre y concurso

La Federación Cántabra de Bolos cuenta con equipos, que juegan en liga y copa. "Se juega a seis chicos de cuarenta bolos. Cada equipo, de cuatro jugadores, señala alternativamente las condiciones del juego: tiro, mano, raya y valor del emboque", recogen en su web.

También se puede competir, tanto de forma individual como en pareja. Incluso hay campeonatos regionales, nacionales y concursos en las fiestas populares. "Cada jugador realiza ocho tiradas de tres bolas con distintas condiciones fijadas por el reglamento. El resultado final estará determinado por la suma de las ocho tiradas".