Deporte para mayores

¿Hasta qué edad podemos practicar submarinismo?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 28 de junio de 2019

2 minutos

Realizar una inmersión depende más de tu estado físico que de los años que marca tu carnet

Buceo y Submarinismo

Si hablamos de submarinismo, es posible que nos imaginemos fondos marítimos de inmensa belleza o que nuestra memoria nos lleve a aquellas espectaculares imágenes que veíamos por el televisor con el inolvidable Jacques Cousteau como protagonista.

Y es precisamente este investigador francés una clara respuesta a la pregunta que titula este artículo. Cousteau, que murió el 25 de junio de 1997, estuvo practicando submarinismo hasta poco antes de su fallecimiento a los 87 años.

Biopic de Jacques Cousteau para el cine.

¿No hay límite de edad?

Así es. A la hora de practicar submarinismo no hay ningún límite de edad, como tampoco lo hay para iniciarse en esta práctica deportiva. Es decir, tengas la edad que tengas, dispones de la opción de hacer tu bautismo. Y es que más allá de los años, lo que te impedirá o no practicar submarinismo será tu forma física. Una persona de 70 años puede tener su cuerpo mejor preparado que una de 30 y, por lo tanto, contar con un menor riesgo en el momento de la inmersión.

Eso sí, deberás pasar exámenes médicos al menos cada dos años (no es por tener una edad avanzada, sino que se trata de una norma) para constatar que no corres ningún peligro por sumergirte bajo una presión a la que no estás acostumbrado.

¿Qué hacer para probarlo por primera vez?

La única opción de introducirte en el apasionante mundo del submarinismo es asistiendo a un curso de buceo, ya que no es posible realizar inmersiones sin estar certificado. Además, solo un profesional te va a aportar los conocimientos para realizar la actividad correctamente. Recordemos que no se trata de salir a correr, sino que tiene sus complejidades y su técnica.

Desde Buceo Costa Lugo lo explican a la perfección: “Para el nivel básico sólo es necesario estar sano física y psíquicamente y tener un mínimo de estado físico. A medida que se pretenda llegar a mayores niveles de certificación se necesitan igualmente mayores aptitudes físicas”, a lo que añaden que “antes de comenzar un curso el alumno debe ser sometido a un examen médico completo, con un medico especialista o que esté familiarizado con el buceo. Entre las diversas razones que pueden prohibir a una persona la práctica de la actividad, se cuentan la epilepsia, infecciones crónicas de oído, diabetes, asma, enfisema, dolencias de corazón, hemofilia, claustrofobia, depresión y dolencias relacionadas con el uso de drogas o alcohol”.

Eso sí, recuerdan que “no existe edad límite para el aprendizaje del buceo. Muchos buzos comienzan con su práctica después de los 60 años”.

0

No hay comentarios ¿Te animas?