Deporte para mayores

¿Qué me puede aportar para la salud ir a clases de baile?

Teresa Rey

Martes 12 de noviembre de 2019

2 minutos

Bailar posee beneficios tanto desde un punto de vista físico como emocional y social

¿Qué me puede aportar para la salud ir a clases de baile?

El ser humano ha usado el baile desde tiempos inmemoriales como manifestación de numerosas expresiones. Hay rituales que incluyen danzas de todo tipo, generalmente para celebrar algo positivo. Lo que probablemente no se sabía en un principio es que esos movimientos rítmicos poseen gran cantidad de beneficios para la salud física y mental. Así que si estás pensando en apuntarte a clases de baile, toma nota de todo lo que te puede aportar.

Bailar como ejercicio físico

Aunque no nos hayamos planteado acudir a clases de baile para hacer ejercicio físico, lo cierto es que aporta importantes beneficios en este sentido para el organismo, varios estudios así lo certifican.

La revisión de estudios “Beneficios del Baile para la Salud de las Personas Mayores”, publicado en Journal  of Aging and Physical Activity  (2009), concluye que bailar mejora la flexibilidad, la capacidad aeróbica, la fuerza, el equilibrio, y la agilidad.

En líneas generales bailar es bueno para el corazón, pues al ser un ejercicio de resistencia (como nadar, andar o correr), mejora el estado de este órgano, junto con los pulmones y el sistema circulatorio en general, indican desde la Sociedad Americana del Corazón (AHA).

Como ejercicio mental

Bailar tiene también importantes beneficios para el cerebro. Un estudio realizado por neurólogos de la Universidad de Columbia, publicado en Scientific American magazine (2008), asegura que moverse al ritmo de la música implica un doble beneficio cerebral. Por un lado, la música activa los centros de recompensa del cerebro, y por otro el baile estimula los circuitos sensoriales y motores.

Todo esto ¿en qué se traduce? En que tanto durante, como al final de la danza, tendremos una gran sensación de bienestar. De hecho, acudir a una actividad de baile puede ayudar a reducir el estrés y a combatir estados depresivos, tal y como se indica en otras investigaciones. Y al mismo tiempo estaremos estimulando la memoria. Recordar las coreografías implica que el cerebro se ponga a trabajar, pese a que no seamos conscientes de ello.

Al ser una actividad colectiva, aumenta las posibilidades de entablar relaciones sociales y encontrar a personas que comparten nuestras mismas aficiones. Del mismo modo, ayuda a elevar la autoestima y a mejorar nuestro estado de ánimo.

Ahora tienes más razones que nunca para disfrutar de una buena sesión de baile, pues no solo es diversión ¡el baile es salud!

0

No hay comentarios ¿Te animas?