Salud

¿En qué consiste una diálisis?

Ignacio Casanueva

Jueves 16 de julio de 2020

2 minutos

La hemodiálisis y la diálisis peritoneal son las dos modalidades de esta técnica

¿En qué consiste una diálisis?

Todos los componentes de nuestro organismo tienen una función que, de una manera directa o indirecta, afecta al resto del mecanismo. Nuestros riñones son los encargados de eliminar las numerosas sustancias de desecho a través de la urea, además de ser los encargados de controlar la cantidad de agua y sales (los famosos electrolitos), así como diversas sustancias imprescindibles para el normal funcionamiento de nuestro cuerpo.

Hay momentos en los que estas funciones no se realizan correctamente ya sea por fallos internos del propio órgano como por razones externas. Frente a esta situación existe una técnica, la diálisis. Sirve para situaciones temporales en los que los riñones no funcionan (fallo renal agudo), como en situaciones definitivas (insuficiencia renal crónica). Gracias a la diálisis se puede limpiar la sangre de las sustancias tóxicas acumuladas que no pueden eliminarse por la orina, restaurando así el balance de agua y electrolitos.

bigstock Hemodialysis Room Equipment 280872469

Esta limpieza puede realizarse de dos maneras distintas:

  • Hemodiálisis. En la hemodiálisis la sangre del paciente se extrae a través de un catéter. Más tarde pasa a través de una máquina que se encarga de depurarla llamada hemodializador o “riñón artificial”. Una vez que pasa a través de esta máquina se vuelve a reintroducir de nuevo en el organismo a través de otra vena. Lo más común es realizar este proceso en los hospitales, aunque hay personas que cuentan con estas máquinas en su propia casa.
  • Diálisis peritoneal. En la diálisis peritoneal las sustancias de desecho que no pueden ser eliminadas por el riñón se transfieren por difusión desde la sangre a un líquido que se ha introducido en el interior de la cavidad abdominal. Este líquido se introduce a través de un catéter colocado previamente en una intervención quirúrgica. Una vez que este líquido se ha mezclado con las sustancias tóxicas y purifica la sangre, se extrae del abdomen y se deshecha. Los intercambios de la diálisis peritoneal se realizan en casa, en el trabajo, en el lugar de vacaciones o en cualquier otro sitio y el paciente puede realizar sus actividades normales mientras tiene el líquido de diálisis en el interior de su peritoneo. La diálisis peritoneal permite mucha más autonomía. El paciente puede llevar una actividad diaria menos limitada que si tiene que realizar hemodiálisis. Además es la técnica aconsejada si no existe ningún centro cercano de hemodiálisis.

La diálisis es un proceso que ha permitido a mucha gente mantener su nivel de vida (así como su salud) ya sea en personas con un fallo puntual o las que requieren de un control exhaustivo de sus riñones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?