Salud

La importancia del estudio biomecánico de la marcha

Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 17 de abril de 2021

4 minutos

Asociado a jóvenes y deportistas, el estudio biomecánico también está muy indicado en los mayores

La importancia del estudio biomecánico de la marcha
Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 17 de abril de 2021

4 minutos

El estudio biomecánico sirve también para hacer una evaluación antes y después del tratamiento de diferentes enfermedades, por ejemplo, después de una intervención quirúrgica o tras una terapia de rehabilitación, pero también para prevenir la aparición de lesiones musculoarticulares, esguinces de repetición, espolones calcáreos, condropatías, tendinitis, sobrecargas, fascitis plantar, basculación pélvica, etc.

Gracias a este estudio se puede ver cómo se apoya el pie en el suelo cuando se camina, la fuerza que soporta cada pie, el movimiento de las articulaciones, los músculos que intervienen, o cuál es el centro de gravedad, importante a la hora de mantener una buena postura de todo el cuerpo.

 

En qué consiste un estudio biomecánico de la marcha

 

 

Aunque cuando hablamos de estudio de la pisada solemos pensar en personas jóvenes o en deportistas, lo cierto es que el estudio biomecánico de la marcha también se hace en las personas mayores para prevenir y aliviar dolores de espalda, rodillas o caderas, ya que cuando no se pisa de manera correcta y no se tiene un buen posicionamiento, se pierde la estabilidad y no se traslada un buen equilibrio al resto del cuerpo, lo que hace que puedan aparecer lesiones como la tendinitis en la articulación de las rodillas, o el típico dolor lumbar. Y es que en las personas mayores el patrón de la marcha se va modificando, pues la forma del pie cambia, se desgasta, aparecen alteraciones como el hallux valgus (juanetes), dolor articular, etc., que modifican la marcha, produciendo una inestabilidad que acaba repercutiendo a otras partes del cuerpo.

Fases del estudio biomecánico

  • Exploración: el especialista mirará el rango articular y muscular de la cadera, rodilla y tobillo.
  • Test biomecánico en bipedestación: permite evaluar en bipedestación, al caminar, la elasticidad, el tono muscular y qué músculos se activan, entre otros aspectos muy importantes a la hora de caminar.
  • Estudio de la huella plantar (estático): Evalúa los puntos de máxima presión y centro de gravedad al estar en pie, parado.
  • Estabilometría: Es una prueba para evaluar el equilibrio postural y cómo el punto de apoyo influye en la estabilidad.
  • Estudio de la huella plantar (dinámico): Sirve para evaluar el pie en movimiento y ver cuáles son los puntos de máxima presión, cómo se desplaza el centro de gravedad, rotaciones y demás, en movimiento.
En qué consiste un estudio biomecánico de la marcha

 

Tras un estudio de la pisada se puede aplicar un tratamiento podológico correctivo, en base a los resultados del estudio, para mejorar los síntomas e incluso revertirlos.

En función de los resultados del estudio, el podólogo, único especialista en tratar las enfermedades y alteraciones de la salud del pie, aplicará un tratamiento que puede ir desde el diseño de unas plantillas a medida, recomendar un determinado tipo de calzado en función del tipo de pie y pisada o pautar una serie de ejercicios.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor