Preguntas

¿Cuándo es necesaria una operación de juanetes y cómo se realiza?

Mariola Báez

Foto: bigstock

Domingo 16 de junio de 2019

2 minutos

Nuevas técnicas quirúrgicas, menos invasivas, facilitan la intervención y la recuperación

Operación de juanetes

Aunque el término médico correcto es Hallux Valgus, todos lo conocemos como "los juanetes" y sabemos perfectamente identificarlos a simple vista. Se trata de una de las patologías del pie más comunes, que consiste en una desviación progresiva del dedo pulgar hacia el interior, que implica una alteración en la articulación.

Como explica la Sociedad Española de Medicina y Cirugía del Pie y Tobillo (@semcpt1) los juanetes son, por tanto, un tipo de deformidad adquirida, que suele presentarse como consecuencia de un mal apoyo de la planta del pie al caminar. Uso de calzado inadecuado (puntas estrechas y/o tacones muy altos), anomalías en la forma del pie o en la pisada y, en algunos casos, factores genéticos, son las causas de esta deformación del dedo, que puede llegar a resultar muy dolorosa.

Técnicas quirúrgicas para tratar los juanetes

Hay que recordar que la operación de juanetes siempre es el “último recurso”. El Hallux Valgus puede tratarse con férulas elásticas, plantillas personalizadas o terapias específicas que frenen esa tendencia a la desviación del dedo y logren mantenerlo en la postura correcta. Solo en caso de deformaciones graves, que presentan dolor, enrojecimiento o que incluso empiezan a dificultar el andar con normalidad, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

En la actualidad, existen dos técnicas para realizarla y serán el podólogo y el cirujano quienes determinen la más adecuada según las características concretas y el nivel de avance cada la patología.

Hasta hace unos años, la más empleada era la cirugía abierta, la tradicional. Realizando la correspondiente incisión, que permita acceder al hueso y a la articulación, el cirujano lleva a cabo las resecciones óseas que permitan reducir la deformidad y “recolocar” el dedo en su posición correcta, utilizando, en ocasiones, elementos específicos (tornillos o placas) que ayuden a lograr ese objetivo.

El segundo tipo de intervención que señalan médicos especialistas para la corrección de los juanetes, es la cirugía mínimamente invasiva o MIS, también llamada cirugía percutánea, menos invasiva, ya que, permite tratar el Hallux Valgus accediendo a través de 3 – 4 minúsculas incisiones realizadas previamente. Este tipo de operaciones, cada vez más frecuentes, se realizan de manera ambulatoria y con anestesia local. Además implican una recuperación más rápida y menos dolorosa.

Operarse de juanetes no es (o no debe ser) una cuestión de estética. La decisión de hacerlo debe estar respaldada por consejo médico, teniendo en cuenta el posible dolor que esté provocando esta patología del pie y las nuevas complicaciones que puedan derivarse de ella.

0

No hay comentarios ¿Te animas?