Salud

Enfermedad de Dupuytren, el trastorno de origen desconocido que afecta a nuestras manos

María Liébana

Domingo 14 de febrero de 2021

2 minutos

Esta enfermedad generalmente avanza con lentitud en el transcurso de los años

Enfermedad de Dupuytren, el trastorno de origen desconocido que afecta a nuestras manos (bigstock)
María Liébana

Domingo 14 de febrero de 2021

2 minutos

La enfermedad de Dupuytren (también llamada contractura de Dupuytren) es una fibrosis en la fascia palmar que provoca el cierre progresivo de la mano por retracción de la aponeurosis palmar superficial. Esta deformidad de la mano se manifiesta de forma general con los años y su origen es desconocido. Ambas manos son susceptibles de padecer la contractura de Dupuytren, aunque en general en una de ellas es más grave.

El trastorno afecta una capa de tejido que se encuentra debajo de la piel de la palma de la mano. Hace que se formen una especie de nudos de tejido debajo de la piel. Estos, con el paso del tiempo, crean un cordón grueso que puede hacer que uno o más dedos se queden flexionados de forma permanente, en apariencia caídos hacía la palma de la mano.

La contractura de Dupuytren afecta principalmente los dos dedos más alejados del pulgar, y ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores con ascendencia del norte de Europa. Una vez diagnosticada, la velocidad del progreso de la enfermedad es impredecible.

Esta enfermedad afecta a la vida diaria de las personas que la padecen, ya que, debido a que los dedos afectados no se pueden estirar por completo, actividades diarias, como colocar las manos en los bolsillos, ponerse guantes o dar la mano pueden resultar muy complicadas.

Síntomas

Enfermedad de Dupuytren, el trastorno de origen desconocido que afecta a nuestras manos (Bigstock)

Uno de los primeros síntomas de la enfermedad de Dupuytren es la aparición de un nódulo duro (una especie de dureza parecida a un callo) en la zona de los pliegues de la palma de la mano, que molesta, aunque no duele.

En los estadios más avanzados de la contractura de Dupuytren se que pueden extenderse hasta los dedos. El dedo anular y el meñique son los más afectados, pero el dedo corazón también puede verse afectado. Solo en raras ocasiones, el dedo índice y el pulgar se ven afectados.

Tratamiento

No obstante, existen varios tratamientos para retardar la progresión de la contractura de Dupuytren y para aliviar los síntomas. Los tratamientos hasta ahora aceptados para la enfermedad de Dupuytren son los siguientes:

  • Cirugía, aunque se suele reservar a casos de contracturas severas.
  • Terapia de radiación. Se suele aplicar específicamente en estadios tempranos, ya que inhibe su desarrollo contractural.
  • Aponeurotomía de agujas para aliviar la contractura.
  • Triamcinolona (kenalog), sus inyecciones ofrecen alguna mejoría.
  • Inyecciones de colagenasa seguidas de rotura de cuerdas 24 horas después.