Salud

El estrés, un enemigo para la salud ocular

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 26 de septiembre de 2021

4 minutos

No llevar un estilo de vida saludable puede producir alteraciones oculares como el estrés visual

El estrés un enemigo para la salud ocular
Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 26 de septiembre de 2021

4 minutos

Pensamos que las situaciones de estrés son solo un periodo o estado de nerviosismo que no va más allá de esa tensión que sentimos, pero la realidad es que es una reacción de nuestro cuerpo ante estados de gran tensión y ansiedad, y puede producir problemas serios a nivel psíquico y físico, llegando a ser en algunos casos incapacitante o afectar a zonas cuerpo que no imaginamos, como son los ojos.

El estrés un enemigo para la salud ocular

 

Un ejemplo de ello es la astenopia, un trastorno ocular que puede describirse también como fatiga ocular o estrés visual y que, en los últimos años, va en aumento debido a los cambios en el estilo de vida, el ritmo que llevamos, jornadas laborales cada vez más largas que favorecen la ansiedad; un aumento considerable de las horas que pasamos frente a las pantallas del ordenador, tabletas, móviles o televisores (fruto de la evolución de las nuevas tecnologías) y con periodos de descanso cortos o inexistentes.

Algunos hábitos pueden hacer que determinadas personas sean más propensas al estrés visual, entre ellas las que tienen largas jornadas laborales, lo hacen frente a una pantalla, no descansan la vista de manera periódica o correctamente por la noche, están en un entorno con poca luz, llevan una mala graduación de las gafas o no las usan, aun necesitándolas.

Principales síntomas de estrés visual

Son varios los motivos por los que podemos notar incomodidad en los ojos debido a diferentes patologías, pero en muchos casos las molestias son debido a al estrés visual. Entre los principales síntomas podemos destacar:

  • Mioquimias: son los típicos temblores de los ojos, también conocidos como miocinas palpebrales, unos movimientos involuntarios que producen los músculos de alrededor de los ojos fruto de la tensión.
  • Maculopatía: afecta a la parte central de la retina, la mácula, la cual se inflama provocando visión borrosa o pérdida repentina de la visión.
  • Fotofobia: un síntoma habitual cuando se toman ciertos medicamentos, pero que también aparece cuando se está demasiadas horas frente a la pantalla del ordenador.
  • Sequedad ocular: produce incomodidad y dolor en el ojo; la sensación detener arena y está causada por la falta de fluido lagrimal que hidrate la córnea o una disminución de la frecuencia del parpadeo
  • Picor y escozor de los ojos: este síntoma va asociado a la sequedad ocular por falta de hidratación.
  • Inflamación de los párpados: la blefaritis también se asocia a la sequedad ocular y consiste en la presencia de pequeños residuos de grasa en pestañas y párpados.
  • Otros síntomas podrían ser la cefalea, dificultad para enfocar, ver puntos negros que se mueven o desaparecen, pesadez de los párpados

La prevención, la mejor defensa

El estrés un enemigo para la salud ocular

 

Llevar unos hábitos de vida saludables enfocados a la prevención de la fatiga visual, será la mejor manera de evitar que aparezcan esta y otras alteraciones que podrían comprometer nuestra salud ocular. Para ello, seguir estos consejos podrían ayudar.

  • Si utilizas a menudo el ordenador u otras pantallas que reflejen luz azul, procura hacer pequeños descansos periódicos para que la vista descanse.
  • Mantén una distancia adecuada entre las pantallas y los ojos para no forzar la vista. Además, la pantalla del ordenador debe estar unos 10 cm por debajo del eje visual.
  • Trabaja con luz ambiental indirecta para evitar forzar la vista.
  • Para relajar la vista y los ojos, realiza ejercicios visuales, cambiando el enfoque entre un objeto cercano con otro que esté lejos. Una tanda de parpadeos rápidos para hidratar la córnea también ayudará.
  • Pues limpiar los ojos, los parpados y las pestañas con agua fresca, no fría ni caliente, para eliminar restos sebáceos y refrescarlos.
  • Si pasas mucho rato frente a un pantalla, intenta recompensar el ojo con alguna actividad exterior para ejercitar la vista lejana.

Por supuesto, un buen estilo de vida que incluya descansar correctamente por la noche, llevar una dieta equilibrada que incluya alimentos beneficiosos para la salud ocular, y visitas periódicas al oftalmólogo ayudarán a mantener los ojos y la visión en buen estado y a evitar la fatiga ocular. Y, por supuesto, ante cualquier molestia que pueda indicar un trastorno ocular es importante acudir al profesional para que valore la causa y pueda dar un tratamiento adecuado.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor