Fisioterapia

Estos son los errores que cometes al sentarte: evita el dolor muscular

Noelia Hontoria

Foto: Bigstockphoto

Jueves 7 de noviembre de 2019

2 minutos

La cabeza debe quedar alineada con los hombros, la espalda recta y apoyada y los pies en el suelo

Estos son los errores que cometes al sentarte

Cuidar la higiene postural es muy importante para no padecer dolencias o patologías que se podrían haber evitado. Aunque es una recomendación que deberíamos haber tenido en cuenta a lo largo de toda nuestra vida, es en las personas mayores donde cobra aún más importancia debido a los problemas musculares, articulares y óseos relacionados con la edad.

¿Estás cometiendo estos errores al sentarte?

Si la respuesta es sí, es mejor ponerle solución inmediatamente para evitar que los problemas vayan a más.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la espalda sufre mucho a lo largo de nuestra vida, un problema que se está acrecentando con el boom de los trabajos de oficina. No cargamos peso como antes, ni tenemos que pasar nuestra jornada de trabajo agachados, pero pasar muchas horas sentados en una misma posición es algo que tampoco es nada beneficioso. La espalda debe estar siempre recta y bien apoyada en una superficie cómoda. De lo contrario, no solo puedes tener problemas lumbares, también en el cuello y en los hombros.

La posición de los hombros debe ser relajada para evitar que se sobrecarguen, a la vez que los codos deben estar apoyados y no quedar al aire, también por el mismo motivo. Si trabajamos en un ordenador, las muñecas deben coger una posición cómoda.

Estos son los errores que cometes al sentarte

En cuanto a las piernas, estas deben permanecer con los pies apoyados en el suelo, para darle estabilidad al tronco y a la pelvis. Para mejorar la circulación, se recomienda tenerlos ligeramente elevados y, por supuesto, levantarse cada cierto tiempo.

Si al sentarnos fijamos la vista en algo (ordenador, televisor, libro, mesa…) debemos cuidar que el objeto quede a la misma altura de los ojos para evitar tener la cabeza hacia abajo o hacia arriba, lo que puede provocar dolor de cuello, pero también de vista, mareos, náuseas… La cabeza debe quedar alineada con los hombros.

Sentarse de forma correcta es más sencillo de lo que parece, pero cometemos demasiados errores. Si tienes dolores articulares, musculares u óseos, revisa tus hábitos para detectar si el problema se encuentra precisamente en tu forma de sentarte y, en ese caso, comienza a aplicar soluciones hoy mismo. Ayudarte de un espejo para ver tu postura o del consejo de una tercera persona que te pueda ver desde fuera también te ayudará.

0

No hay comentarios ¿Te animas?