Fisioterapia

Si tienes artritis de mandíbula, lee estos consejos

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Sábado 24 de agosto de 2019

1 minuto

Entre las causas de la artritis de mandíbula se encuentran el bruxismo o los movimientos repetitivos

Si tienes artritis de mandíbula, lee estos consejos

La artritis de mandíbula es la dolencia que afecta a la articulación temporomandibular (ATM) y se trata de un trastorno que provoca dolor tanto en dicha articulación, como en los músculos que favorecen su movimiento.

Tal y como nos cuentan desde Mayo Clinic (@MayoClinic), es complicado determinar la causa exacta por la que un paciente puede sufrir esta artritis. Lo más habitual es que suceda por bruxismo, por un golpe o por artritis en otras zonas. Es por ello que en las personas mayores es más frecuente este tipo de trastorno.

Si te duele la mandíbula o no puedes abrirla o cerrarla bien, consulta con un médico para que busque una solución.

Qué puedes hacer si sufres artritis de mandíbula

Aunque siempre debe ser un especialista el que indique el tratamiento a seguir, en función del historial médico y de las causas que lo hayan originado, existen una serie de consejos comunes que te pueden ayudar a disminuir el dolor y a mejorar el caso.

dolor de mandibula

Toma un poco más de conciencia de los movimientos que haces con la boca. Bostezar demasiado, masticar alimentos duros o tomar chicle no te van a ayudar, redúcelo todo lo que puedas.

Aplicar calor en la zona también suele ser recomendable, una solución rápida y fácil es envolver en un paño una botella templada y ponerla junto a la mandíbula.

También deberías tratar de relajarte, ya sea haciendo ejercicios de respiración o dedicar tiempo a actividades que te gustan: este tipo de artritis, en ocasiones, está causada por el estrés.

Estos son tres consejos que puedes llevar a cabo por ti mismo. En caso de que el problema persista, un médico puede valorar la posibilidad de recetarte un analgésico o antiinflamatorio (tipo Ibuprofeno), utilizar una férula de descarga para evitar apretar los dientes de noche o, en los casos más graves, iniciar un tratamiento quirúrgico.

Fisioterapia para reducir el dolor

En los últimos años, la fisioterapia ha mejorado mucho los tratamientos y cuidados de los trastornos de la ATM. Punción seca, radiofrecuencia y terapia manual pueden ayudar mucho a liberar la zona, relajarla, descontracturarla y sobretodo atenuar el dolor. Hay centros y profesionales especializados en esta dolencia, no dudes en consultarles el mejor tratamiento para tu caso concreto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?