Mayores

Cómo debes comunicarte con personas que sufren alzhéimer

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 4 de agosto de 2019

2 minutos

Utilizar un lenguaje sencillo y emplear frases cortas son dos aspectos de suma importancia

trastornos del lenguaje

En condiciones normales, aspectos como la comprensión, la producción del lenguaje, el procesamiento de la información o la memoria semántica, que es la encargada de almacenar los conocimientos generales, disfrutan de una gran importancia. Sin embargo, dentro del marco de una enfermedad como el alzhéimer, su protagonismo es aún más mayúsculo, pues al tratarse de una patología neurodegenerativa dichas funciones cognitivas son las primeras en deteriorarse.

Por este motivo, la comunicación, no solo por parte del paciente sino con las personas que le rodean, es un asunto que se debe afrontar con la mayor delicadeza y precaución posibles. A esto hay que añadir los trastornos de comportamiento que también implica la enfermedad como, por ejemplo, la ira, la depresión o las ideas delirantes.

Lamentablemente, si el entorno del paciente no sabe enfrentarse correctamente a esta situación, los vínculos sociales se ven afectados, lo que puede perjudicar notablemente a su estado. Asi, es fundamental que aquellos que tengan contacto con el enfermo sigan una serie de pautas comunicativas para facilitar el mensaje y mejorar la relación.

Cómo comunicarse con personas con alzheimer

Cómo tratar a una persona con alzhéimer

Tal y como recomiendan entidades especializadas como la Confederación Española de alzhéimer (@AlzheimerCeafa), la Fundació Pasqual Maragall (@fpmaragall) o la plataforma Supercuidadores (@SUPERCUIDADORES), acreditada por la Universidad Internacional de La Rioja y el Servicio Público de Empleo Estatal, para comunicarte con una persona con alzhéimer debes seguir los siguientes pasos:

  • Habla siempre despacio y de forma afectuosa, pero evitando tratarle como a un niño pequeño. Recuerda que se trata de un adulto hecho y derecho a pesar de su estado de salud
  • Asimismo, debes emplear un lenguaje sencillo y positivo, frases cortas y un tono de voz bajo que no le altere. En este sentido, cuando llegues al lugar donde el paciente se encuentra, intenta acercarte de frente y lentamente.
  • Si le formulas alguna pregunta y crees que no va a saber como reaccionar, a veces resulta muy útil darle opciones de respuesta. Con una o dos será más que suficiente, pues es posible que el resto no las retenga.
  • Siempre que sea posible, debes mantener la conversación en un lugar tranquilo para evitar ruidos de fondo que puedan distraerle o perturbarle.
  • No le presiones si tarda demasiado en contestar y ten paciencia si repite la misma frase varias veces. Y si, aun así, no puedes evitarlo, intenta que no se te note, pues el enfermo de alzhéimer puede no ser consciente de ello y no aceptarlo como tal.
0

No hay comentarios ¿Te animas?