Medicina general

Otitis media en personas mayores: causas, síntomas y tratamiento

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 18 de junio de 2019

2 minutos

Con la llegada del verano y el inicio de los baños en playas y piscinas, hay que tomar precauciones

otitis

La otitis media es una de las dolencias más comunes que pueden afectar al oído. Se caracteriza por la inflamación aguda que se produce en el tejido que recubre el conducto auditivo medio y está asociada a algún proceso infeccioso. Es frecuente en niños, pero las personas mayores también pueden sufrirla, en la mayoría de los casos, a consecuencia de otras patologías asociadas como un fuerte resfriado, sinusitis, o un episodio de alergia

La otitis puede llegar a ser realmente dolorosa e ir acompañada de otros síntomas como dolor de cabeza, fiebre, mareos o malestar general. Además, la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) la incluye como una de las causas adquiridas de sordera temporal.

¿Cuál es el tratamiento de una otitis media?

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (@SEORLCCC) explica que el conducto del oído medio, delimitado lateralmente por la membrana del tímpano, en su estado “normal y saludable”, contiene únicamente aíre, que envuelve a la cadena minúsculos huesos que permiten la audición. La inflamación que desencadena la otitis media ocurre cuando, en lugar de aire, en el delicado conducto, hay presencia de fluidos. Aunque suene un poco extraño, la explicación es bastante sencilla teniendo en cuenta que nuestro oído medio está conectado, por la Trompa de Eustaquio, con nuestras fosas nasales. Cuando existe esta presencia de secreciones o mucosidad en el oído se habla de otitis media serosa o secretora.

No todas las otitis son exactamente iguales. También puede darse la otitis externa, que no llegan al oído interno, pero resultar igualmente dolorosas y puede manifestar síntomas similares a la otitis media. Es la más frecuente en los meses de verano, por la humedad que puede acularse en nuestros oídos tras los habituales baños. Después del chapuzón, es importante secarlos bien o incluso utilizar tapones específicos que eviten la entrada de agua si las otitis son frecuentes.

En general, las otitis más severas, las que afectan al oído medio, tienen una evolución favorable una vez que se inicia el correspondiente tratamiento, que puede incluir la toma de antibióticos, o no, dependiendo del tipo de infección que esté provocando la inflación y el resto de la sintomatología. Aunque las complicaciones no son frecuentes, es importante acudir al especialista ante un dolor de oídos fuerte, que indique una posible otitis, porque en ocasiones sí puede haberlas y llegar a revestir mayor o menor gravedad, dependiendo del virus o de la bacteria que esté causando la infección y también del estado de nuestro sistema inmunológico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?