Medicina preventiva

Ageusia o el trastorno que hace que los alimentos no te sepan a nada

Victoria Herrero

Jueves 19 de marzo de 2020

2 minutos

Una alteración del sentido del gusto que, en ocasiones, viene acompañado de la pérdida de olfato

Ageusia, trastorno del gusto (bigstock)

Cuando uno come, disfruta de esa comida, primero con la vista y luego con el olfato y el gusto. Pero, ¿qué pasaría si todo nos supiera igual? O peor aún ¿si nada de lo que comiéramos tuviera sabor? No es algo imposible, se trata de una curiosa y rara enfermedad que recibe el nombre de ageusia

¿Qué es la ageusia?

Como explican desde la Clínica de Otorrinolaringología Juan Carrero se trata de la "alteración del sentido del gusto que se caracteriza por la incapacidad para saborear sustancias dulces, ácidas, amargas o saladas". Así, continúa, lo que se percibe, si no se ha producido una pérdida total, es un "sabor metálico o fétido que en ocasiones viene acompañado de alteraciones del olfato".

Y es que muchas de las personas que acuden al especialista debido a esa pérdida temporal del gusto descubren que su trastorno está relacionado con el olfato; ya que ambos sentidos guardan una relación por los nervios que se conectan entre sí. 

Adiós al sabor que nos aportan las más de 10.000 papilas gustativas con las que nacemos y que se van perdido pasados los 50. Y todo debido a la ageusia que se puede manifestar como hipogeusia cuando hay una disminución de la capacidad gustativa o disgeusia, cuando esa sensación del sabor no es normal, se alteran y ya no saben a cómo recordábamos anteriormente.  

¿Hay tratamiento?

Es complicado que esta patología se revierta, especialmente si el caso es grave o crónico. Sin embargo, si es más leve o su origen se encuentra en problemas neurológicos o de tipo endocrino, la ageusia puede desaparecer siempre y cuando esa causa se resuelva con un tratamiento farmacológico o de cirugía. 

El temor de todo cocinero, perder el sentido del gusto

Las peores pesadillas se confirmaron para el cocinero Oriol Blanes cuando dejó de oler y de saborear a raíz de una inflamación crónica en su nariz complicada por un resfriado. Precisamente, las infecciones en el aparato respiratorio y resfriados suelen ser las principales causas de esta enfermedad que, en ocasiones, presenta su origen en traumatismos craneoencefálicos. 

Gracias a este chef y a la colaboración de su gran amigo Jordi Roca, que sufrió hace años un trastorno neurodegenerativo que afecta a sus cuerdas vocales, se puso sobre la mesa esta rara enfermedad. Así, el menor de los aplaudidos hermanos Roca dio vida a un proyecto de investigación para ayudar a su amigo. La iniciativa El sentido del cacao, con la colaboración de BBVA, el CSIC, la Fundación Cerebro o la Red Olfativa Española busca "dar visibilidad" a un problema que afecta a casi una de cada cinco personas a nivel mundial.

Precisamente, siete de ellas son las protagonistas del documental que detalla esta idea, El sentido del cacao. En busca del gusto perdido y donde se cuenta la realidad de estas personas para las que se crearon postres personalizados a partir de sus recuerdos y preferencias. Una forma de dar protagonismo y disfrutar de la cocina, pero con los otros sentidos. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?