Medicina preventiva

Coordinación y trabajo multidisciplinar para mejorar el abordaje del cáncer de tiroides

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Los expertos aseguran que la incidencia de este tipo de cáncer está aumentando en los últimos años

Hipotiroidismo significa que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo.
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Las alteraciones de la glándula del tiroides, ya sean por un mal funcionamiento de la misma o por la aparición de tumores, son problemas cada vez más presentes en nuestra sociedad apuntan expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN @sociedadSEEN). En cuanto al cáncer de tiroides en concreto, los últimos datos indican que es poco frecuente, pero su incidencia está aumentado en los últimos años. En todo el mundo supone el 3% del total de cánceres de mujeres y el 1% en hombres. Suele ser más frecuente en sexo femenino a partir de los 40 años o más.

Trabajo multidisciplinar coordinado

Este tumor se origina por la aparición de células tumorales en la glándula tiroides, y los hay de varios tipos en función de donde se origine el tumor. Durante la IV reunión del área de Conocimiento de Tiroides de la SEEN, Carles Zafón, endocrinólogo del Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona y miembro de esta sociedad científica, ha explicado que este cáncer tiene en general buen pronóstico, pues es en la mayoría de los casos se produce la curación y solo hay que hacer un control periódico de seguimiento posterior.

A pesar de ello, Zafón considera que desde la comunidad científica es necesario realizar un trabajo multidisciplinar coordinado debido al proceso por el que han de pasar los afectados por este tumor. Desde que se detecta hasta llegar a un control y cura de la enfermedad el impacto sobre sus vidas es elevado, ya que se tienen que someter a cirugía, tratamiento con yodo131, sesiones de controles…”. Por eso es importante obtener toda la información posible del procedimiento desde los distintos equipos intervinientes así como del paciente, que debe intervenir en la toma de decisiones de su trastorno.

En cuanto al tratamiento, se sigue avanzado en lo referente al conocimiento de la enfermedad y la tendencia es conseguir una mayor personalización para lograr las terapias que mejor se amolden a cada individuo. De igual modo, se están buscando nuevas herramienta para mejorar tanto el abordaje terapéutico como el diagnóstico.

Fármacos ICPI y efectos sobre el tiroides

Por otra parte, hay que destacar que en la actualidad un grupo de fármacos conocidos inhibidores de los check point inmunes (ICPI), producen alteración en la glándula tiroidea. Los  ICPI estimulan los linfocitos T del sistema inmune para que sea este el que elimine la célula maligna. De hecho, su uso ha supuesto una revolución dentro del tratamiento de muchos cánceres, ha explicado Carles Zafón, pero tienen efectos secundarios y algunos de estos afectan al tiroides.

Es por ello que este doctor ha presentado los datos de un estudio que desde el área de Tiroides de la SEEN han realizado para analizar las alteraciones tiroideas en pacientes tratados con ICPI. Gracias a esta investigación que analizó 120 casos de seis hospitales españoles, se ha podido definir cómo se presenta la alteración de la función de la glándula y de qué manera se trata.

“Lo más destacado del trabajo fue que es necesario consensuar junto con los oncólogos protocolos de trabajo conjunto para detectar lo más precozmente la anomalía y así poder tratarla y reducir los efectos negativos en el paciente que recibe la terapia”, asegura el doctor.