Medicina preventiva

Principales diferencias entre hipertiroidismo e hipotiroidismo

Rosa María Torres

Jueves 2 de mayo de 2019

2 minutos

Las hormonas tiroideas son la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3)

¿Qué es la enfermedad conocida como Síndrome de Hashimoto que afecta a la tiroides?

¿Te han diagnosticado algún tipo de enfermedad tiroidea? ¿Tienes síntomas pero todavía no te han diagnosticado nada? Si sientes algunos de estos síntomas: problemas de peso, pérdida de pelo, agotamiento, piel seca, depresión y ansiedad, infertilidad, dolores musculares y articulares, palpitaciones, irregularidades en el ciclo menstrual, mente espesa o trastorno de sueño, esto querría decir que tu glándula tiroidea no está funcionando correctamente.

La tiroidea habita en el sistema endocrino y está en constante comunicación con todos los órganos y glándulas de este sistema. Sin embargo, aunque parecen lo mismo el hipertiroidismo y el hipotiroidismo son cosas distintas.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo no son lo mismo

La glándula tiroides está dispuesta en el cuello en forma de mariposa. Como todas las glándulas del cuerpo necesitan un ritmo para trabajar. Cuando esta función aumenta, se llama hipertiroidismo y cuando disminuye se conoce como hipotiroidismo. Además, es una enfermedad más asociada a la mujer. Está ligada a las hormonas T4 y T3.

La glándula del tiroides es la que se ocupa de regular los procesos metabólicos del organismo y la energía del cuerpo, por lo que si se produce en exceso o en defecto, aparecen trastornos que afectan directamente al peso, el estado de ánimo y la energía física y mental.

Hormona T3 (bigstock)

Hipertiroidismo

Afecta de forma directa al sistema hormonal. Algunos de sus síntomas son: latidos cardiacos irregulares, acelerados y fuerte, temblor en las manos, cambios bruscos en el peso, fatiga, dificultad para concentrarse, aumento del tamaño de la tiroides (bocio) o aparición de nódulos tiroideos, intolerancia al calor y sensación de sofoco, ansiedad, inquietud, pérdida de cabello o insomnio, entre otras.

El tratamiento varía en función de la gravedad de los síntomas, en la medida en que puedan afectar a la calidad de vida del paciente. Por otra parte, la prevención es muy limitada y en la mayoría de los casos aparece aunque la persona se cuide de forma muy estricta. Como mucho se puede controlar el consumo de alimentos ricos en yodo.

Hipotiroidismo

Los síntomas varían del caso anterior: fatiga, sensibilidad al frío, estreñimiento, piel seca, aumento de peso, hinchazón de la cara, ronquera, debilidad muscular, nivel de colesterol, inflamación de articulaciones, depresión, etc. En ambos casos, si crees que puedes estar padeciendo esta enfermedad, el primer paso es hacerse un análisis de sangre.

Forma del tiroides (bigstock)

0

No hay comentarios ¿Te animas?