Medicina preventiva

Ejercicios que favorecen el tránsito intestinal en casos de estreñimiento

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 3 de junio de 2019

2 minutos

Ayuda, con estas rutinas, a un intestino perezoso para que tus visitas al baño sean más regulares

Ejercicios que favorecen el tránsito intestinal

Hace días que no vas al baño. El estreñimiento más que una enfermedad como tal se trata de una afección que hace que el número de evacuaciones o deposiciones sea menor de lo que se considera normal; esto es, entre 3 al día y 3 a la semana. Para revertir esa situación, los especialistas aconsejan sobre todo aumentar la ingesta de fibra (verduras, legumbres y frutas) y beber más agua para favorecer esa visita al baño de una forma más periódica. Junto a esta pauta dietética, es conveniente seguir una serie de ejercicios para mover un poco ese intestino algo perezoso.

Y recuerda, sobre todo si eres una persona poco activa y que tienes una actitud sedentaria, estar horas y horas sentado frente al televisor no es muy saludable que digamos para nuestro tránsito intestinal. 

Ejercicios que favorecen el tránsito intestinal

Una de las rutinas que se aconseja es masajear la zona del vientre ayudándote de tu respiración abdominal. Túmbate en el suelo boca arriba, mantén las rodillas dobladas y posa tus manos sobre tu vientre. Cuando este reciba el aire, ayuda empujando con tus manos con suavidad. Expulsa el aire mientras el vientre se contrae hacia la espalda. 

En esa misma postura inicial, pon tus manos debajo de la cabeza como si de un cojín se tratara. Con este ejercicio lo que vamos a hacer es relajar las piernas y contraer el abdomen durante unas 20 respiraciones si es posible. 

Ahora necesitaremos una silla. Sentados con las piernas en V tan separadas como sea posible comienza lentamente a descender el cuerpo hacia adelante. Mánten los brazos extendidos hasta que puedas tocar uno de los pies. Lo ideal es aguantar cinco segundos con cada pie e ir alternando ese movimiento durante 10 repeticiones a cada lado.

Pero no todo queda en casa, ya que puedes hacer varios ejercicios al aire libre de lo más saludables y que no solo te ayudarán favoreciendo tu intestinto: salir a caminar con trote ligero, subir escaleras o practicar algo de natación

Un consejo para cuando vayas al baño

Cuando sientas la necesidad de ir al baño, puede ayudarte colocar un pequeño banco para elevar tus pies y adoptar una posición de sentadilla. De esta manera, se relajará la zona lumbar y el cóccix retrocede por lo que resulta mejor para las deposiciones. Es decir, a mayor flexión de cadera, menor esfuerzo para evacuar. 

Y no seas impaciente cuando te sientes en el inodoro y quieras empujar a la de ya. Los músculos del recto están trabajando, así que hay que tener un poco de paciencia.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?