Medicina preventiva

¿Cada cuánto tiempo debe hacerse una mamografía?

Mariola Báez

Jueves 28 de noviembre de 2019

1 minuto

La mamografía sigue siendo una de las pruebas médicas más efectivas a la hora de lograr la detección precoz del cáncer de mama. Realizarla periódicamente mejora el pronóstico de la enfermedad y facilita tratamientos eficaces y menos agresivos

La mamografía debe hacerse cada dos años (EuropaPress)

Son muchos los programas de detección precoz del cáncer de mama que desde hace unos años, se desarrollan en las distintas comunidades autónomas, como por ejemplo el programa DEPRECAM de la Comunidad de Madrid. Todos ellos tienen la misión de detectar lo antes posible cualquier tipo de tumor maligno que pudiera aparecer en la mama, incluso aquellos inferiores a 2 centímetros, difíciles de apreciar únicamente con la autoexploración de mama.

¿Cuándo realizar una mamografía si tienes más de 50 años?

Existe cierta controversia a este respecto pero, según médicos especialista del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, a partir de los 50 años es aconsejable realizar una mamografía cada dos años, siempre que no existan patologías previas que indiquen la necesidad de realizarlas en un periodo de tiempo más corto. Aunque este es el plazo que determinan la mayoría de sistemas sanitarios públicos, algunas comunidades autónomas han extendido los programas de cribado para la de detección precoz, también a la población femenina de más de 45.

La mamografía es una prueba algo molesta pero que no implica dolor. Con ella es posible obtener, con la exposición de la mama, en dosis mínimas a los rayos X, una imagen de los distintos tejidos y glándulas mamarias, pudiendo apreciarse cualquier anomalía. El hecho de realizar la mamografía cada dos años, permite comparar si la mama ha experimentado en ese tiempo algún cambio que haga sospechar la presencia de un tumor maligno.

Los avances en las investigaciones contra el cáncer y las nuevas tecnologías, han hecho posible que en la actualidad, muchas mamografías se realicen con sistemas digitales, aún más fiables y seguros. Como norma general, la mamografía resulta especialmente útil cuando la mujer alcanza una edad aproximada de 50 años, porque en mujeres más jóvenes la mama tiene una mayor densidad y detectar un posible tumor resulta más dificultoso.

En definitiva, la mamografía salva vidas y sigue siendo una prueba básica en la lucha contra el cáncer de mama. Hacerla cada dos años es una medida de prevención que no debes dejar de tomar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?