Medicina preventiva

Cómo detectar precozmente el cáncer de colon con un simple test

Teresa Rey

Martes 12 de noviembre de 2019

2 minutos

Todo sobre el Test de Sangre Oculta en Heces (TSHO)

Test para detectar el cáncer de colon (pexels)

El diagnóstico precoz es posible en algunos tipos de cáncer con la realización de pruebas que en ocasiones resultan sencillas. En el caso del cáncer de colon o colorrectal existe esta opción gracias a una prueba llamada Test de Sangre Oculta en Heces (TSOH), explican desde la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica. El objetivo de la detección precoz del cáncer en personas asintomáticas aumenta las posibilidades de una evolución favorable de la enfermedad, argumentan expertos del Instituto Quirúrgico Lacy. Ahora bien, ¿quién debe someterse a este test para diagnosticar un cáncer de colon?

Candidatos para hacerse un TSOH

Las recomendaciones generales, especifican desde el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), son que las personas con un riesgo promedio de padecer cáncer colorrectal realicen revisiones con cierta periodicidad a partir de los 50 años. En el caso de que haya antecedentes familiares de este tipo de cáncer, pólipos en la zona o se padezcan patologías intestinales inflamatorias u otras que estén vinculadas, se aconseja empezar con exámenes antes de esta edad. No obstante, ante cualquier duda es importante que consultemos a nuestro médico.

A punto de lograr la vacuna contra el cáncer de colon

Cómo se hace un test de cáncer de colon

El análisis se realiza mediante un kit específico que se proporciona al paciente o que deberá adquirir él mismo. Contiene un dispositivo que es el que proporcionará la muestra a los expertos para su estudio posterior.

En primer lugar es necesario hacer una deposición en un recipiente que luego nos permita recoger las heces. El aparato es como un tubo alargado que posee en su interior un líquido y en su extremo exterior una especie de palo o escobilla. Este elemento se deberá posar sobre la materia fecal impregnándolo por todos sus lados. Después se vuelve a introducir en el tubo y, bien cerrado, se mueve ligeramente. Así el líquido se mezcla con la prueba y ya está listo para el laboratorio lo analice. El resultado se obtiene en unos minutos.

¿Por qué este análisis en la detección?

La sangre en materia fecal puede ayudar a detectar la existencia de pólipos o de cáncer colorrectal, porque ambos pueden sangrar. Por tanto, si encontramos esta sustancia en las heces es posible que poseamos alguno de los dos trastornos, además de otros, como por ejemplo las hemorroides, aclaran en el NCI.

0

No hay comentarios ¿Te animas?