Medicina preventiva

Los riesgos psicológicos del abuso de las redes sociales para mayores

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Domingo 9 de junio de 2019

2 minutos

La soledad nos hace más vulnerables a caer en la adicción

Riesgos psicológicos de abusar de las redes sociales

Diseñadas para conectar a personas por todo el mundo y para ayudarnos a socializar, las redes sociales pueden ser un arma de doble filo que nos conduzca a un mayor aislamiento y a una importante desconexión con nosotros mismos. Natalia Raya, psicoterapeuta y coach especializada en desbloqueos personales, nos da las claves para hacer un buen uso de ellas y nos explica cuales son los riesgos psicológicos del abuso de las redes sociales para los mayores.

Las redes sociales y los mayores

Cuando hablamos de la penetración de las redes sociales en los mayores hablamos de un fenómeno nuevo, una nueva forma de relacionarse en la que hay que aprender unas nuevas reglas del juego. Las redes sociales no son la vida real, y el feedback en ellas tampoco lo es: “tendemos a interpretar un like como una interacción en la vida real, a esa persona le ha gustado lo que digo, es mi amigo o ha pensado en mi, y en ocasiones ese like es simplemente fruto de un acto reflejo o un despiste”, nos cuenta Natalia.

Los riesgos psicológicos del abuso de las redes sociales

Las redes sociales son adictivas porque la información se presenta continuamente, si bien hay que tener en cuenta que esta información no es real, está manipulada y edulcorada, porque todo el mundo da su mejor versión de cara a ellas.

En cuanto a los riesgos, por una parte está el factor tiempo, algo muy importante y que tenemos que controlar. Tener que consultar Facebook a diario o la necesidad de contestar un Whatsapp según llega son indicadores de que algo no funciona en nuestra relación con ellas.

Otro de los riesgos más importantes que podemos sufrir son los derivados de la comparación de las vidas de los demás con la nuestra, y los sentimientos que nos generan, que pueden ir desde la frustración a la tristeza o la rabia. “Para los mayores, las redes sociales tienen algo muy positivo que es el factor sorpresa, que es muy gratificante, pero debemos controlar las emociones que nos abordan al usarlas, y por supuesto el tiempo que pasamos conectados a ellas”, nos explica la experta, que ya ha tratado a personas mayores con adicción a las redes sociales.

Finalmente, recordar que el tiempo que pasamos en ellas no lo pasamos charlando con las personas de nuestro entorno, con nuestros amigos o familia. Es posible salir de ese estado, moverse y llamar a alguien, para establecer relaciones sociales de calidad, independientemente de nuestra edad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?