Salud

Los mejores tratamientos para combatir la caspa

Ignacio Casanueva

Martes 1 de septiembre de 2020

2 minutos

Síntomas y cómo combatirla

Los mejores tratamientos para combatir la caspa

Picor en el pelo, restos sobre los hombros… unas molestias que deben alertarnos de un problema muy común: la caspa. Este trastorno afecta a la mitad de la población adulta, sin diferencia de sexo, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

La caspa, también conocida como Pitiriasis, es una patología más estética que sanitaria, por lo que las personas que la padecen intentarán eliminarla de la forma más rápida.

Las causas de la aparición de este problema dermatológico pueden ser varias. La mayoría de los casos se debe a una infección micótica, es decir, a un hongo. En concreto el Pityrosporum Ovale.

Otra de las causas puede ser por una excesiva descamación de las células que forman el cuero cabelludo como consecuencia de una regeneración muy rápida de las células de la piel.

Por último, la caspa puede ser un efecto colateral de otra enfermedad como la psoriasis, eczema, una sudoración abundante, estrés, ansiedad, exceso de grasa o un desequilibrio hormonal.

Como apunta la AEDV no hay diferencia entre mujeres u hombres, además de que puede aparecer en cualquier momento y en cualquier tipo de cabello. Sí indican que las estaciones frías y secas pueden intensificar los síntomas. Desde la asociación diferencian dos tipos de caspa:

  1. Caspa seca: es la más común. Son escamas finas no adheridas al cuero cabelludo que caen fácilmente sobre los hombros.
  2. Caspa grasa o seborreica: se trata de láminas amarillentas adheridas al cuero cabelludo, que además suele tener un aspecto enrojecido. No se desprenden fácilmente.

Los síntomas

El más común son las escamas de la piel que se manifiesta como puntos blancos en el pelo, las cejas, la barba y en menos número el bigote. El segundo síntoma por el número de casos sería el picor junto a la irritación de las mismas zonas donde aparece la caspa.

Cómo eliminarla

El primer consejo que se viene a la cabeza, y en cualquier conversación, es utilizar un champú anticaspa. Aun así hay casos en los que dependiendo de los factores que la causen, además del paciente, habrá que seguir unos pasos u otros. Por ejemplo:

  • Si tienes caspa leve, intenta eliminarla lavándote el cabello diariamente para reducir la grasa y la acumulación de células cutáneas. Debes hacerlo con un champú suave que cuide el cuero cabelludo y no sea agresivo con el pH de la piel.
  • Si esto no te funciona o tu problema de caspa es muy evidente, prueba un champú anticaspa medicinal. Lava de 2 a 3 veces por semana el cabello con un champú que contenga activos fungicidas, activos que eliminen la caspa, que regulen la proliferación celular y que calmen el picor. Puedes combinarlo con un champú suave.
  • Aplica el producto con un masaje suave con movimientos circulares y enjuaga el cabello con suavidad. Evitar aclarar la cabeza con agua muy caliente y, si usas un secador, hazlo con aire templado para no irritar el cuero cabelludo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?