Practicopedia

Consejos para que el exceso de sol, el cloro de piscinas o la sal del mar no dañe tu pelo

Anna Blanco

Foto: bigstock

Domingo 19 de julio de 2020

2 minutos

Es una época en la que el cabello sufre por un exceso de sol, el cloro de piscinas o la sal del mar

Consejos para cuidar el pelo en verano y que no se estropee

Prácticamente todos estamos concienciados de la necesidad de proteger nuestra piel de los efectos perjudiciales del sol, pero ¿qué pasa con nuestro pelo? La exposición excesiva al sol, además del baño en piscinas y el mar, también provoca daños en nuestro cabello y puede quemarse, hacerse más frágil o, incluso, perder color. Hay tratamientos para mitigar los daños tras el verano, pero también se puede intentar evitarlos. Nuestro pelo nos lo agradecerá y solo hay que seguir una serie de recomendaciones con las que además de proteger nuestro pelo también podremos lucirlo más sano y brillante. 

Consejos para cuidar el pelo en verano y que no se estropee:

Evitar el sol directo

Mejor si cubrimos nuestra cabeza con un pañuelo o sombrero para evitar que el sol incida directamente en nuestro pelo. Sin duda es la mejor prevención para que no se dañe.  

bigstock Senior Couple Relaxing In Swim 289295923

Un pelo bien hidratado

Ya que vamos a someter a nuestro pelo al desgaste provocado por el sol o el agua del mar y la piscina, es recomendable un plus de hidratación ya que así puede hacer frente con más fuerza a las agresiones externas del verano. Son una buena opción las mascarillas que nutren el cabello y reparan la queratina. En este sentido, hay que tener en cuenta que la queratina es una proteína presente en el 80% del cabello. Su función es la de proteger e influye notablemente en su aspecto: un pelo rico en queratina será más brillante, elástico y fuerte. Además, también es adecuado optar por champús con ingredientes suaves y naturales, sin sulfatos que debilitan la capa de agua del cabello. 

También existen protectores solares para nuestro pelo normalmente en formato spray o aceites. Si vamos a estar muchos días en la playa o en la piscina, pueden ser muy útiles para cuidar de nuestro cabello. 

Control con el calor

Durante el verano es un buen momento para olvidarse de los secadores (y las planchas) porque son un elemento más que agrede nuestro cabello. Lo mejor es dejar secar la melena al aire.  

Ducharse antes y después 

Otro buen hábito en verano es mojarse el pelo en la ducha antes de entrar en la piscina o en el mar porque si ya está mojado antes de entrar en contacto con la sal o el cloro, su poder de penetración es menor. Y también debemos mojarnos el pelo al salir del agua para eliminar restos de sal o cloro. 

bigstock Senior woman doing hydrotherap 357997460

Lavarlo menos

Si no vamos a la piscina o a la playa, no es necesario lavarnos el pelo todos los días para no eliminar los aceites naturales del cuero cabelludo (si se eliminan, estimulamos la producción lo que provoca que nuestro pelo parezca más sucio). Por otra parte, aclarar el cabello con agua fría al ducharnos mejora la circulación del cuero cabelludo, ayuda a eliminar los residuos y contribuye a que el cabello brille más. Con el último aclarado con agua fría es suficiente. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?