Salud

¿Nuestros músculos tienen memoria?

Olga Selma

Foto: Bigstock

Jueves 24 de septiembre de 2020

2 minutos

La masa, la calidad y la adaptabilidad del músculo son fundamentales para nuestra longevidad y salud

¿Nuestros músculos tienen memoria?

El músculo esquelético es programable y puede recordar los estímulos metabólicos tempranos que afectan su función en la vida adulta. Esto es lo que se desprende de diversos estudios científicos que han analizado si nuestros músculos tienen memoria. 

Un estudio publicado por Nature pone de relieve que tras un tiempo sin realizar ejercicio, el músculo sigue receptivo al entrenamiento y aprovecha con mayor efectividad el reinicio de la actividad deportiva que si no hemos hecho ejercicio anteriormente.

Mientras que siempre se ha pensado que los músculos se atrofian con la edad y que no es posible recuperarlos, ahora sabemos que desarrollar músculo se vuelve más difícil a medida que envejecemos, pero mantenerlo es fácil gracias a su memoria. El entrenamiento aumenta la coordinación de diferentes grupos de músculos, y la memoria muscular permite a recordar estos patrones de movimiento, volver a levantar pesos ​​y recuperar la fuerza más rápidamente. 

Ejercicios de resistencia

¿Por cuánto tiempo?

La existencia de esta memoria muscular hace que no sea tan grave hacer un parón de entrenamiento y luego volver a incorporarnos. Es decir, que no partimos de cero.

Sin embargo, no se ha esclarecido aún si esta cualidad puede mantenerse para toda la vida en el caso de personas que hayan seguido una rutina de actividad física durante muchos años y ahora ya no. Se cree que la edad en la que se ejercitaron los músculos, los hábitos y la calidad del entrenamiento pueden influir en su duración.

En cualquier caso, la ventaja de las personas que han hecho deporte a lo largo de su vida, respecto a las que nunca la han hecho, es que ya tiene aprendidos unos conocimientos y técnicas que no se pierden. Igualmente, tras una lesión podremos recuperar nuestra musculatura debido a su memoria.

Los científicos tampoco han llegado a asegurar el periodo de tiempo en el que podemos mantener cierta inactividad y luego regresar al ejercicio perdiendo la mínima masa muscular, pero según el investigador en la materia, Brad Schoenfeld, dos meses de inactividad debería ser el máximo tiempo de espera para volver al entrenamiento de forma óptima.

Todo ello es debido a la epigenética. La epigenética son marcas químicas que se añaden al material genético y permiten su correcta actividad. Un estudio del Instituto Karolinska, en Suecia, reveló que el entrenamiento físico mantenido modifica el patrón epigenético, es decir los mecanismos que intervienen en la expresión de los genes independientemente de su secuencia del ADN, apuntando a su papel en la adaptación muscular al ejercicio. Después de un encuentro inicial con un estímulo ambiental, los mecanismos moleculares y epigenéticos permiten que el músculo se adaptar con relativa facilidad, en caso de que vuelva a encontrar el mismo estímulo en una etapa posterior. 

El estudio determinó que el entrenamiento de resistencia de forma coordinada afecta a miles de sitios de metilación del ADN y genes asociados a la función y salud del músculo. Esto podría tener una gran importancia en el tratamiento de muchas enfermedades comunes, pero también en cómo mantener una buena función muscular a lo largo de la vida, y reducir la pérdida de masa para un envejecimiento saludable.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?