Salud

Omeprazol: ¿lo estás usando correctamente?

Ignacio Casanueva

Sábado 17 de octubre de 2020

2 minutos

Omeprazol: ¿lo estás usando correctamente?

Al abrir un botiquín de cualquier casa en España es encontrarse con total seguridad Ibuprofeno, Paracetamol y Omeprazol. Este último se ha convertido poco a poco en uno de los fármacos indispensables, de hecho, es la segunda molécula más prescrita en el país.

A pesar de su popularidad, muchas personas no tienen muy claro para qué se utiliza este medicamento, utilizándolo por ejemplo después de una comida copiosa, o complementándolo con otro medicamento. Un desconocimiento que puede ser un riesgo para la salud.

El primer punto a aclarar es que el omeprazol es un antiácido. Pertenece a la familia de los denominados inhibidores de la bomba de protones. En concreto este medicamento reduce la producción de ácidos en el estómago, pero no crea ninguna capa que lo proteja. Que se considere un antiácido no es razón para que podamos hacer un uso indiscriminado de él. De hecho, ese uso innecesario es uno de los errores más comunes que cometemos. Para Pedro Cañones, de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), “no hay que tomarlos como un aliviador de digestiones pesadas o por el consumo de alcohol, ni cuando pensamos que un medicamento nos va a sentar mal o tenemos que ingerir muchas pastillas. Algunas personas lo utilizan para protegerse en esas situaciones y ese uso no es el adecuado. Hay que tomarlo cuando lo recomiende un profesional sanitario y durante el tiempo que lo paute”.

Consejos útiles que debes tener en cuenta si estás tomando Omeprazol

 

Entre los errores más habituales está el tomarlo a la vez que antibióticos o antiflamatorios. Éstos son medicamentos fuertes, por lo que sus efectos “chocan” con los que buscamos. Solo debe tomarse con receta médica cuando queremos tratar una úlcera, o sin receta, puntualmente, para el tratamiento de reflujo gastroesofágico.

Este medicamento no debe tomarse simultáneamente con comida. Lo ideal es ingerir este fármaco media hora antes de la ingesta de alimentos.

Otra práctica habitual y errónea es intentar disolver el Omeprazol en agua, un acto que los médicos recomiendan evitar ya que la fórmula podría perder alguna de sus propiedades.

Por último, Cañones aconseja no acudir siempre inmediatamente a los fármacos y esperar. “No es obligatorio aliviar todo inmediatamente ni tomarnos una pastilla cada vez que nos encontremos mal. Si esperamos un poco, muchas veces vemos que el problema se resuelve solo”, concluye.

0

No hay comentarios ¿Te animas?