Salud

Pautas a seguir ante un golpe de calor

Rosa Roch

Foto: BigStock

Jueves 30 de julio de 2020

3 minutos

Altas temperaturas y exposición prolongada al sol: factores de riesgo para la salud de los mayores

Pautas a seguir ante un golpe de calor

Se produce un golpe de calor en nuestro organismo cuando este no es capaz, por sus propios medios, de regular la temperatura corporal, calentándose demasiado y rápidamente, pudiendo alcanzar temperaturas de hasta 40ºC. Llegar a esta alta temperatura corporal puede provocar daños graves en nuestra salud como un shock, insuficiencia renal, de páncreas, hígado, daño cerebral o, si no se actúa rápido, la muerte.

Las personas mayores, los bebés, personas con sobrepeso o enfermedades crónicas de tipo circulatorio o respiratorio son las que se ven más afectadas por el calor, no obstante, nadie está exento de padecer un golpe de calor si no se toman ciertas precauciones, especialmente aquellas personas de riesgo o las que trabajan al aire libre.

El golpe de calor  se puede producir por una exposición prolongada a los rayos de sol (insolación) o por estar expuestos a temperaturas altas, también durante tiempo.

 

bigstock Tired Overheated Middle Aged L 328701526

 

Síntomas de un golpe de calor

Conocer los síntomas de un golpe de calor nos ayudará a actuar de forma rápida y adecuada y así, disminuir los efectos dañinos en el organismo.

  • Piel muy caliente seca y enrojecida.
  • Ausencia de sudor.
  • Sed intensa.
  • Dolor fuerte de cabeza.
  • Aumento de las pulsaciones.
  • Somnolencia y confusión.
  • Debilidad.
  • Alteraciones visuales.

 

Si bien estos síntomas son relativamente leves, desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid (@SaludMadrid ) advierten que, si no se tratan a tiempo, la sintomatología puede empeorar y desencadenar otros problemas de gravedad como pueden ser:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos, náuseas y vómitos.
  • Calambres.
  • Temperatura corporal alta.
  • Convulsiones.
  • Alteración de la consciencia y desorientación.
  • Fallo multiorgánico.
  • Síncope.

 

Qué hacer ante un golpe de calor o una insolación

Ante los primeros síntomas, ya sea producidos por un principio de insolación o por un golpe de calor (a veces van de la mano), lo más conveniente es acudir a un servicio de urgencias o un puesto de socorro si se está en la playa o la piscina. Si esto no fuera posible -hay que recordar que la insolación también se puede producir en la montaña-, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Poner al afectado en un lugar fresco y a la sombra.
  • Posición semisentada, la cabeza elevada para favorecer la respiración y evitar el ahogamiento en caso de vómito.
  • Quitarle la ropa, abanicar, ponerle paños de agua fría en la frente, nuca, cuello, interior de las muñecas, rodillas y tobillos para reducir la temperatura corporal.
  • Beber agua fresca a pequeños sorbos y muy despacio para rehidratar.
  • Una vez el afectado se haya recuperado, es aconsejable acompañarlo a un centro médico de urgencias para que puedan hacerle un examen más exhaustivo.
  • En el caso de que no se recupere o exista pérdida de consciencia, hay que tumbarle con las piernas flexionadas y la cabeza ladeada y avisar rápidamente al servicio de urgencias.

 

Si el golpe de calor nos afecta a nosotros mismos

Puede ocurrir que el golpe de calor o la insolación nos afecte a nosotros mismos. En tal caso, si sospechamos que sufrimos de un golpe de calor deberemos proceder de la siguiente manera:

  • Conservar la cama, pero tomárselo en serio. Dejar de hacer lo que se esté haciendo.
  • Buscar ayuda inmediata por si llegamos a perder la consciencia y llamar al teléfono de emergencias 112.
  • Ponernos en un lugar fresco y a la sombra.
  • Quitarnos la ropa.
  • Beber agua despacio.
  • Intentar bajar la temperatura corporal: lavarse la cara, remojarse los pies, tumbarse en el suelo si este está fresco… cualquier cosa que pueda ayudar a hacer bajar la temperatura y mantenerse fresco hasta que llegue el servicio de emergencia.

 

Si vamos al campo, a la playa, o a pasear, o nos encontramos expuestos a altas temperaturas, será necesario mantener ciertas medidas de prevención para evitar un golpe de calor, como es cubrirse la cabeza para que protegerla del sol, usar ropa ligera, hidratarse a menudo, descansar y no hacer sobreesfuerzos, hacer comidas ligeras y ricas en frutas y verduras.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?