Preguntas

Cuál es la verdadera finalidad del Consentimiento Informado

Teresa Rey

Sábado 20 de abril de 2019

2 minutos

Su objetivo es dar información detallada al paciente antes de una operación o prueba de riesgo

Cuál es la verdadera finalidad del consentimiento informado (Bigstock)

Si alguna vez nos hemos sometido a una operación quirúrgica o a una prueba médica que implique ciertos riesgos, deberemos haber firmado un documento en el que se nos informa de estos aspectos y algunos más. Este documento es el que se conoce como Consentimiento Informado (CI). Realmente este es el fin de un proceso, ya que en su conjunto el CI se puede entender como la comunicación e información que se produce entre médico y paciente antes de realizar una intervención concreta, explican desde la Consejería de Salud de La Rioja. Esta autorización no se pide por ejemplo en un análisis de sangre, pero sí para cirugías complejas, incluidas las estéticas.

Informar y resolver dudas

En este proceso el paciente que se va a someter a un tratamiento o varios puede tener dudas respecto a estos. Por ello, el objetivo de este paso es que el paciente cuente con toda la información necesaria para tomar una decisión respecto a los mismos. Lo que persigue, por tanto, es que la persona tenga la suficiente autonomía y libertad a la hora de decidir.

Se tiene que recibir una información precisa acerca de las distintas opciones que existen y sobre los riesgos y beneficios de todas ellas. Y lo mismo se debe hacer con el tratamiento en sí que se va a recibir.

Durante este periodo hay que intentar resolver cualquier cuestión o inquietud que nos suponga inseguridad, así como los aspectos que consideremos oportunos para estar tranquilos. Y una vez que dispongamos de todos los datos es cuando libremente podemos decidir qué vamos a hacer.

En el caso de que el enfermo no esté en condiciones de recibir esta información por enfermedad mental grave, ser menor de edad o se dé una negativa explícita para obtenerla, entonces esta se dirigirá a algún familiar o representante legal.

La firma del documento

Una vez que ya se han resuelto todas las dudas y el paciente está de acuerdo con seguir adelante, entonces es cuando se procede a la entrega de un documento, el Consentimiento Informado. En él se deberán recoger con detalle todos los aspectos de la intervención, y también por ejemplo si el paciente no ha querido recibir información o si se ha negado al tratamiento. En este caso el paciente tendrá que firmar esa negativa además de un testigo.

El CI tiene que recoger qué tipo de intervención o prueba se va a hacer, así como su finalidad. Sus beneficios, riesgos y posibles efectos secundarios. Indicar qué otras opciones hay y por qué se ha elegido esa en concreto. Y por último, la posibilidad de retirar el consentimiento cuando se desee.

0

No hay comentarios ¿Te animas?