Preguntas

Cuáles son los beneficios del ejercicio físico oncológico

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 13 de agosto de 2019

2 minutos

Es una actividad controlada para mejorar la calidad de vida y aliviar los efectos secundarios

Cuáles son los beneficios del ejercicio físico oncológico

Está ampliamente demostrado que realizar ejercicio físico es bueno para la salud de cualquier persona. La Organización Mundial de la Salud asegura que según diversas estimaciones, la inactividad física es la principal causa de cerca de un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica. Se sabe, por tanto, que es un método preventivo, pero ¿qué ocurre cuando se posee alguna enfermedad? Los expertos aseguran que nunca es tarde para empezar a hacer deporte. Esta es en parte la filosofía en la que se basa el ejercicio físico oncológico, que además de presentar importantes beneficios para los afectados por un tumor, mejora su calidad de vida.

Ejercicio controlado y personalizado

Este ejercicio es personalizado, siempre en función del cáncer que presente cada paciente, de su estado, de su evolución y de su condición física. Está pautado y controlado por un profesional que se adapta a cada individuo haciendo una valoración previa de su estado general. No se trata de que este reciba un entrenamiento exhaustivo, lo que se busca es recuperar las condiciones normales en las que se encontraba antes de recibir los tratamientos contra el cáncer.

Su principal finalidad, por tanto, es reducir o prevenir los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos de una forma personal, de modo que la actividad física controlada provoque una mejora global de la salud, la calidad de vida y la supervivencia, explican desde Geicam (@GEICAM), investigación en cáncer de mama.

Los profesionales establecen un programa específico para cada paciente adaptado a su nivel y teniendo en cuenta las evidencias científicas que hay al respecto.

Guía de ejercicios para el cáncer de mama

Ventajas

Los beneficios que se obtienen son progresivos y suponen una mejora del sistema inmunitario en general. También aporta aspectos positivos para la salud del corazón, ayuda a disminuir la fatiga y a recuperar el peso, en el caso que de hayamos adquirido algunos kilos extra.

Lo importante en el ejercicio físico oncológico es hacerlo a la par que se está recibiendo el tratamiento, pero siempre adaptando su intensidad a las necesidades de cada etapa del mismo. De este modo, el paciente poco a poco irá adquiriendo una independencia física que le permitirá actuar de forma individual y a la vez se mejorará su capacidad cardiovascular y por ende su calidad de vida.

Actualmente la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC @aecc_es) dispone de una Unidad de Ejercicio Físico con programas específicos. De igual modo, si estás interesado en este tipo de actividad puedes consultar a tu médico o preguntar en alguna asociación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?