Preguntas

Cuándo se combinan quimioterapia y radiación para tratar el cáncer

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 16 de junio de 2019

2 minutos

Ambas terapias se usan juntas en algunos tumores, antes o después de una cirugía oncológica

Cuándo se combina quimioterapia y radiación para tratar el cáncer

La combinación de quimioterapia y radioterapia en el tratamiento de algunos tipos de cáncer es una opción más de abordaje. Actualmente, se están realizando investigaciones y pruebas y, en determinados casos, se demuestra que la utilización de ambas técnicas puede resultar más beneficiosa que el uso de cada una de ellas de forma independiente.

Menor impacto en el tejido sano

Expertos reunidos en el I Simposio Internacional de Quimio-Radioterapia en el tratamiento del Cáncer indican que emplear juntas estas dos terapias “está ayudando a curar más casos de cáncer”. Entre sus ventajas destaca que permiten conservar la función de los órganos del paciente con un impacto cada vez menor en el tejido sano. Ahora bien, los oncólogos aseguran que es vital controlar a los pacientes que se someten a estas terapias de una forma adecuada, para ajustar sus dosis de forma individual y en función del tumor que presenten. De forma paralela, se requiere una estrecha colaboración entre todos los profesionales implicados.

El momento de su aplicación puede variar dependiendo del tipo de tumor. En ocasiones, este método se emplea en los cánceres avanzados, cuando no es posible aplicar cirugía, y se recurre a él como una alternativa.

En el cáncer de orofaringe y de la cavidad oral, se puede llegar a la quimioradiación tras la cirugía como un tratamiento adicional o adyuvante. En este caso, se busca eliminar la existencia de cualquier célula cancerosa que no se haya podido extirpar mediante la intervención quirúrgica.

De igual modo, ambos tratamientos pueden aplicarse en tumores grandes antes de entrar finalmente en el quirófano, con el objeto de practicar una cirugía menos extensa y extirpar menos tejido. Esto puede acabar redundando en una mejora de la calidad de vida del paciente, ya que el procedimiento se minimiza y no es tan agresivo.

Una vía más de investigación

Usar esta combinación para el abordaje del cáncer es, al mismo tiempo, una vía más de investigación y, por ello, cada cierto tiempo se publican conclusiones al respecto sobre los beneficios de esta posibilidad. Así, hay estudios que han demostrado que combinar la radioterapia y la quimioterapia en un tipo de tumor cerebral raro (oligodendrogliomas anaplásicos), que solo supone el 10% de esta clase de cáncer, ayuda a una mayor supervivencia de los afectados que si estos únicamente reciben radioterapia. También se han hecho pruebas en cáncer de pulmón o cáncer de mama tras una mastectomía, por citar otros ejemplos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?