Preguntas

Cuándo se produce la acidosis láctica y cómo afecta a la salud de los mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 19 de enero de 2020

1 minuto

Se genera al acumular demasiado ácido láctico en el torrente sanguíneo afectando a los músculos

Cuándo se produce la acidosis láctica y cómo afecta a la salud de los mayores
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 19 de enero de 2020

1 minuto

La acidosis láctica se produce cuando el organismo acumula demasiado ácido láctico en el torrente sanguíneo. Este compuesto lo genera el cuerpo cuando no hay suficiente oxígeno y tiene que usar la glucosa degradándola hasta convertirla en esta sustancia química, en concreto en lactato. Esto sucede cuando hacemos deporte intenso lo que provoca por ejemplo una sensación de ardor en los músculos mientras se encuentran trabajando. Esta es por tanto una condición normal que se produce de forma ocasional al hacer ejercicio de alta intensidad, pero si este compuesto permanece durante un periodo de tiempo prolongado porque el organismo no lo puede eliminar, entonces puede haber una enfermedad importante detrás.

Otras enfermedades o fármacos vinculados

Una acidosis láctica presente en personas mayores o de cualquier edad, indica que la presión arterial es baja y que los tejidos no están recibiendo el suficiente oxígeno para funcionar correctamente. Algunas de las enfermedades que pueden provocar esta infección son el VIH, la cirrosis, cáncer, alcoholismo, insuficiencia renal o respiratoria y también sepsis, una infección que suele darse en personas con los sistemas inmunes debilitados o mayores, entre otros.

En ocasiones algunos medicamentos pueden provocar este trastorno, por ejemplo algunos de los que se emplean para tratar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o el asma. También la metformina si se utiliza en una dosis excesiva y que se usa para tratar la diabetes, y determinados medicamentos para tratar el VIH, por citar algunos.

El colágeno es clave para huesos y músculos (Creative commons)

Cómo identificar los síntomas

Los síntomas que nos pueden alertar de una acidosis láctica son principalmente cansancio extremo sin motivo aparente o confusión, mal aliento, ictericia, problemas para respirar correctamente, dolor en la zona del abdomen o del hígado o pérdida de peso inexplicable.

También pueden aparecer ardores o calambres musculares con frecuencia, una alteración en la frecuencia cardiaca o sensación de malestar frecuente.

Cuando se produce un aumento del ácido láctico lo primero que hará el médico es analizar cuál es la causa subyacente. Evaluará los síntomas que presentemos y si lo estima oportuno nos hará alguna prueba médica, ya que solo así podrá indicarnos el tratamiento adecuado. Si se debe a una infección nos recetará antibiótico si es necesario o si la causa es algún fármaco será necesario eliminarlo de nuestro tratamiento y buscar alternativas.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?