Preguntas

En qué consiste la insuficiencia renal y cuántos tipos hay

Teresa Rey

Viernes 15 de febrero de 2019

2 minutos

Cuando nos falla uno o ambos riñones podemos padecer insuficiencia renal. Estos órganos son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo porque de ellos depende la eliminación del exceso de líquido y toxinas

Qué es la insuficiencia renal y cuántos tipos hay (Bigstock)

La insuficiencia renal es una enfermedad que se origina por el mal funcionamiento de uno o de los dos riñones. Ambos órganos forman parte del aparato urinario y se sitúan en la parte media de la espalda, a la altura de la cintura. Las funciones que realizan los riñones son esenciales porque se encargan principalmente de filtrar y limpiar la sangre y de producir la orina, es decir, de eliminar el exceso de líquido y toxinas. Al mismo tiempo, equilibran las sustancias que hay en la sangre, son los encargados de generar la vitamina D, esencial para los huesos, y contribuyen a controlar la presión arterial, explican desde la Federación Nacional de Asociaciones para la lucha contra las Enfermedades del Riñón (Alcer).

Tipos de insuficiencia renal

La insuficiencia renal se produce por tanto cuando los riñones dejan de hacer sus funciones y no fabrican orina, o lo hacen de forma deficiente, es decir, sin que se eliminen las toxinas. De igual modo, se produce una alteración del resto de las funciones de estos órganos. El grado de pérdida de estas atribuciones determinará si estamos ante una Insuficiencia Renal Aguda (IRA) o Enfermedad Renal Crónica (ERC).

Según datos del 48º Congreso de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) 2018, "la incidencia de la ERC en España es de 142 personas por millón de población (frente a las 130 pmp en 2006). Las personas mayores de 65 años representan casi el 50% del total de nuevos casos".

Insuficiencia Renal Aguda

En este caso el funcionamiento de los riñones se detiene de forma repentina por diversos motivos. Puede ser por un accidente, una intoxicación, una medicación concreta, diarreas, excesos diuréticos, y obstrucción de la salida de la orina por cálculos o próstata, entre otros. En líneas generales, una vez determinada la causa que la ha desencadenado se trata y tiene cura.

Enfermedad Renal Crónica

La ERC suele ser consecuencia de otra enfermedad, generalmente de la hipertensión arterial o de la diabetes, matizan desde la Consejería de Salud de La Rioja. Si éstas no se controlan de forma adecuada pueden dañar los riñones. También puede aparecer motivada por nefritis, enfermedades crónicas o congénitas de los riñones o cálculos renales.

Desde la Sociedad Española de Nefrología (SEN), aseguran que el deterioro de las funciones renales es inevitable e indisociable en el envejecimiento. Además, está vinculado a hábitos de vida poco saludables, y a factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión arterial o la obesidad, que pueden prevenirse.

Uno de los principales problemas de la Enfermedad Renal Crónica es que los síntomas no se detectan con facilidad, de modo que cuando se descubre ya está en estadios avanzados.

Tratamiento

El tratamiento de la ERC conlleva la toma de medicación, restricciones en la ingesta de líquidos y alimentos, y en algunos casos la diálisis o el trasplante de riñón.

 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?