Preguntas

¿Qué es la exóstosis auditiva? La patología también conocida como oído de surfista

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 14 de septiembre de 2019

2 minutos

Esta afección es muy común en las personas que practican deportes acuáticos en aguas frías

¿Qué es la exóstosis auditiva?

Las personas que suelen practicar algún tipo de deporte acuático en aguas a bajas temperaturas son más propensas a padecer, con el tiempo, la exóstosis del conducto auditivo externo, una afección coloquialmente conocida como oído de surfista. Y es que debido a ese contacto continuo con el agua fría y los vientos heladores, se puede producir la aparición de formaciones óseas benignas en los oídos. Concretamente, en la zona del hueso que recubre el conducto auditivo.

Así, los que pasan mucho tiempo al aire libre (sobre todo en el agua o en la nieve) tienen un mayor riesgo a la hora de sufrir esta patología, como explican desde la Clínica Integral Otorrinolaringológica (@CIOBilbao). Pero, además, en raras ocasiones también se puede producir en situaciones contrarias: personas que se duchan con agua muy caliente.

Lo que sí tienen en común ambos escenarios es que apenas se manifiesta una sintomatología clara que pueda apuntar a la aparición de esta curiosa enfermedad. 

¿Qué es la exóstosis auditiva?

Tratamiento adecuado en estos casos

No se trata de una afección muy grave, pero sin el debido tratamiento se puede complicar, dando lugar a un taponamiento del oído, una otitis externa o incluso un caso de sordera.

Por ello, es importante seguir una serie de recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de esta patología auditiva como, por ejemplo, el uso de tapones protectores y un gorro de neopreno para esas gélidas temperaturas. También resulta acertado que, una vez que salgamos del agua, nos echemos unas gotas para ayudar a secar el canal auditivo. Eso sí, evitando las que llevan demasiado alcohol, pues podrían irritarnos el oído si se usan con cierta frecuencia.

Si, salvo esta acción preventiva, sufrimos una exóstosis auditiva, debemos acudir al médico para que nos aconseje el tratamiento adecuado en estos casos: limpieza del oído y la aplicación de gotas óticas con antibiótico para restablecer la salud auditiva. En los casos más graves, puede ser necesaria la intervención quirúrgica para extraer el hueso que se ha formado.

Tras la operación, debes evitar el contacto con el agua fría o el viento durante unas cuantas semanas, al menos hasta que el oído se haya recuperado y si no quieres que esas malformaciones se puedan desarrollar de nuevo en el conducto auditivo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?