Preguntas

Los mejores alimentos para el corazón a partir de los 50

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 7 de septiembre de 2019

2 minutos

Con los años es importante cuidar este órgano a través de los alimentos y el ejercicio regular

Los mejores alimentos para el corazón a partir de los 50
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 7 de septiembre de 2019

2 minutos

Cuando alcanzamos el medio siglo de vida podemos plantearnos el cambiar de hábitos, si es que hasta el momento no nos cuidábamos. A partir de ciertas edades los niveles de colesterol ya no se controlan igual que antes y lo mismo sucede con la tensión arterial, que tiende a elevarse con los años. En el caso concreto de las mujeres que pasan por la menopausia estas situaciones comienzan de hecho a ser más frecuentes. Una manera de cuidar el corazón a partir de los 50 años tanto en ellas como en ellos, es además de intentar incorporar actividad física de forma regular, tratar de ampliar la dieta con una serie de alimentos saludables.

Frutas y verduras

Un estudio publicado en la revista European Heart Journal concluyó que por cada pieza de fruta o verdura que se consumía al día con un peso de 80 gramos, se conseguía reducir el riesgo de padecer un trastorno que afectara a las arterias coronarias, es decir infarto o angina de pecho, o a las cerebrales, ictus, en un 4% acumulable.

Hasta ahora lo que se ha demostrado con respecto a la ingesta de estos alimentos es que no reducen las tasas de colesterol o influyen en el nivel de los triglicéridos. Lo que se sabe es que elevan las concentraciones de potasio y magnesio, protectores de episodios cardiacos, a la par que reducen las cantidades de sodio muy relacionado con la hipertensión arterial, entre otros efectos.

Legumbres

Según la Fundación Española del Corazón, si nuestra dieta es rica en legumbres disminuiremos un 14% la posibilidad de sufrir un infarto y angina de pecho. Estos productos reducen los niveles de colesterol “malo”  LDL, y son ricos en fibra y tienen escaso contenido graso.

Legumbres (Bigstock)

Frutos secos

Lo ideal es consumirlos crudos, sin sal y con moderación. En general, poseen ácidos grasos insaturados y otros nutrientes. Se recomiendan, por ejemplo, las nueces que son ricas en ácidos grasos Omega-3.

Salmón

A partir de los 50 podemos intentar incorporar más pescado a nuestro menú. El salmón es ideal para la salud del corazón, y en general todos los azules, antes que los blancos, por ser ricos también ácidos grasos Omega 3, que benefician a este órgano. Se recomienda ingerir entre tres y cuatro raciones a la semana, y tratar de disminuir el consumo de carnes rojas.

Aceite de oliva

Este aceite, elemento imprescindible de la dieta mediterránea, posee cantidades importantes de ácidos grasos y antioxidantes, que protegen el corazón de la arterioesclerosis y del colesterol LDL.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?