Preguntas

¿Por qué hay que beber tanta agua al día?

Mariola Báez

Viernes 15 de noviembre de 2019

2 minutos

Mantener el equilibrio hídrico y eliminar toxinas, funciones vitales que requieren ingesta de agua

Importancia de beber agua (Creative commons)

Beber agua, aunque no se tenga sensación de sed, es muy importante a cualquier edad para ayudar a nuestro organismo a funcionar correctamente. Los expertos apuntan a que la ingesta recomendable oscila entre 1,5 y 2 litros al día, aunque hay que tener en cuenta que determinar la cantidad exacta que cada persona necesita tomar diariamente depende de factores muy diversos como sus años, su peso, las condiciones climatológicas a la que está expuesta o su nivel de actividad física. Según la Pirámide de Hidratación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), para cubrir nuestras necesidades hídricas diarias necesitamos tomar al menos 10 vasos de líquidos diversos (agua, zumos, infusiones, caldos...)

Somos principalmente agua, porque este elemento indispensable está presente en un 65%-70% de nuestro cuerpo y, sin darnos cuenta, la vamos perdiendo en nuestra actividad cotidiana, sobre todo a través de la orina y del sudor. Por eso, es tan importante reponer la cantidad de líquidos que nuestro cuerpo necesita mediante una buena y constante hidratación.

Es malo para la digestión beber agua entre las comidas

¿Qué funciones cumple el agua en nuestro organismo?

Tener un balance hídrico correcto, que solo se obtiene ingiriendo los líquidos necesarios, es básico para sentirnos bien evitando la disminución del rendimiento físico y las situaciones de cansancio, fatiga o malestar general.

Aunque creas que beber una media de dos litros de agua al día es excesivo, realmente es necesario, porque el líquido esencial para la vida es imprescindible para que nuestro organismo realice una serie de funciones básicas relacionadas con la correcta absorción de nutrientes y con la eliminación de desechos y sustancias tóxicas. Fíjate en todos los procesos en los que el nivel adecuado en nuestro cuerpo resulta fundamental:

1.Termo regulación

Una buena hidratación es fundamental para manener la temperatura corporal adecuada (en torno a los 36º). El agua no solo sacia la sed, sino que actúa como “refrigerante” natural, especialmente cuando el calor aprieta en el exterior o cuando, por alguna circunstancia, nuestra temperatura se eleva más de lo debido, por ejemplo, cuando hacemos ejercicio o manifestamos fiebre como respuesta a alguna enfermedad.

2. Favorece la eliminación de grasas y toxinas

La ingesta de agua en cantidades suficientes favorece el tránsito intestinal, ayudando a nuestro cuerpo a eliminar todo aquello que no necesita. Además, es esencial para el buen funcionamiento de nuestros riñones, a los que ayuda en su función depurativa del organismo. Si quieres eliminar cúmulos grasos de caderas y/o abomen, es aliada de tu dieta.

3. Músuculos más fuertes

El agua también es importante para que músculos y articulaciones se mantengan en óptimo estado.

4. Intercambio de nutrientes

El agua es básica para que el proceso de descomposición de los alimentos se realice correctamente y de cara a que los distintos nutrientes lleguen a cada uno de nuestros órganos vitales a través del torrente sanguíneo. Sin el elemento líquido, nutrientes como las vitaminas o los minerales (electrolitos) no podrían cumplir su función y llegar a alimentar nuestras células.

Como ves, de una buena hidratación depende en gran medida nuestra salud y bienestar, por lo que, su ingesta diaria, en la proporción adecuada, es una medida básica que no conviene olvidar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?