Preguntas

¿Por qué puede aparecer el cáncer de recto y cómo se trata?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 10 de agosto de 2019

2 minutos

Si se detecta en etapas tempranas, las probabilidades de curarse son altas y se aborda con cirugía

Por qué puede aparecer el cáncer de recto y cómo se trata

El recto es la parte final del aparato digestivo y en concreto junto con el conducto anal constituye el último tramo del intestino grueso. Cuando se acumulan células malignas en este tramo se puede desarrollar un tumor. Sin embargo, al igual que el cáncer de colon, el rectal si se detecta en etapas tempranas tiene muchas probabilidades de curarse, según aseveran desde la Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Recto (Ascrs, por sus siglas en inglés).

Los posibles riesgos

Existen unos factores de riesgo para desarrollar el cáncer de recto, pero estos no implican necesariamente que se vaya a padecer. Del mismo modo, la ausencia de los mismos tampoco indica que sea totalmente improbable que podamos llegar a tener este cáncer. El caso es que los antecedentes familiares de cáncer de colon, rectal o colorrectal, se deben tener en en cuenta y se considera que forma parte de esos riesgos.

También se dan casos en personas que previamente han tenido cáncer de mama, ovarios o de útero. La presencia de pólipos, la enfermedad de Crohn o haber padecido colitis ulcerosa durante ocho o más años.

Los síntomas principales son muy variados: desde presentar sangre en heces hasta diarreas, estreñimiento, cambios continuos en el apetito, adelgazar de forma brusca o cansancio extremo.

Colonoscopia (bigstock)

Cómo se diagnostica y su cirugía

Como los signos a veces son confusos existen varias pruebas para diagnosticarlo de forma eficaz. Se pueden hacer biopsias, pero también se utiliza la colonoscopia. De hecho, con este sistema se puede apreciar si hay pólipos en el colon o en el recto, y muchas veces en pacientes que llevan un control estos se eliminan previamente por este sistema si es que existen. De este modo, la colonoscopia se convierte al mismo tiempo en un método preventivo.

Otras veces se realiza un examen rectal digital, que consiste en la inserción en el recto por parte del experto de un dedo cubierto con un guante y lubricado para palpar y detectar posibles anormalidades.

La cirugía suele ser la opción de tratamiento para todos los estadios del cáncer de recto, que puede realizarse directamente a través del ano o del abdomen. Durante el procedimiento se tiene que eliminar el tumor, los ganglios linfáticos y una porción de recto a cada lado del mismo. En ocasiones se tiene que complementar con quimioterapia o radioterapia antes o después de la intervención.

0

No hay comentarios ¿Te animas?