Preguntas

¿Qué es el colesterol dietético y cómo afecta a los mayores?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 26 de diciembre de 2019

6 minutos

Se piensa que el colesterol es dañino, pero la verdad es que es esencial para que el cuerpo funcione

Qué deben saber los mayores sobre el consumo de estatina para disminuir el colesterol
Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 26 de diciembre de 2019

6 minutos

Los niveles altos de colesterol en la sangre son un factor de riesgo conocido para la enfermedad cardíaca. Durante décadas, a las personas se les ha dicho que el colesterol dietético en los alimentos aumenta los niveles de colesterol en la sangre y causa enfermedades cardíacas. Esta idea puede haber sido una conclusión racional basada en la ciencia disponible hace 50 años, pero la evidencia más reciente no la respalda.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa parecida a la grasa que ocurre naturalmente en el cuerpo. Muchas personas piensan que el colesterol es dañino, pero la verdad es que es esencial para que el cuerpo funcione. Contribuye a la estructura de la membrana de cada célula del cuerpo, que también lo necesita para producir hormonas y vitamina D, así como para realizar otras funciones importantes. En pocas palabras, no podríamos sobrevivir sin él. El cuerpo produce todo el colesterol que necesita, pero también absorbe una cantidad relativamente pequeña de colesterol de ciertos alimentos, como huevos, carne y productos lácteos enteros.

Placa de colesterol

Colesterol y lipoproteínas

Cuando las personas hablan sobre el colesterol en relación con la salud del corazón, generalmente no están hablando sobre el colesterol en sí. Se refieren a las lipoproteínas, las estructuras que transportan el colesterol en el torrente sanguíneo. Las lipoproteínas están hechas de grasa (lípidos) en el interior y proteínas en el exterior. Existen varios tipos de lipoproteínas, pero las dos más relevantes para la salud del corazón son las lipoproteínas de baja densidad y las lipoproteínas de alta densidad.

Lipoproteína de baja densidad

Las de baja densidad comprenden el 60-70% de las lipoproteínas sanguíneas totales y son responsables de transportar partículas de colesterol por todo el cuerpo. A menudo se les conoce como colesterol "malo", ya que se ha relacionado con la aterosclerosis o la acumulación de placa en las arterias. Tener mucho colesterol transportado por las lipoproteínas de baja densidad (LDL) se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. De hecho, cuanto mayor es el nivel, mayor es el riesgo.

Existen diferentes tipos, principalmente desglosados ​​por tamaño. A menudo se clasifican como LDL pequeña, denso o LDL grande. Los estudios muestran que las personas que tienen partículas principalmente pequeñas tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que aquellas con partículas principalmente grandes. Aún así, el tamaño de las partículas de LDL no es el factor de riesgo más importante: es el número de ellas. En general, cuanto mayor sea el número de partículas de LDL que tenga, mayor será su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Lipoproteína de alta densidad

Las lipoproteinas de alta densidad (HDL) recogen el exceso de colesterol en todo el cuerpo y lo llevan de regreso al hígado, donde puede usarse o excretarse. Alguna evidencia indica que protegen contra la acumulación de placa dentro de las arterias. A menudo se le conoce como colesterol "bueno", ya que tener colesterol transportado por partículas de HDL se asocia con una disminución del riesgo de enfermedad cardíaca.

Aterosclerosis

¿Cómo afecta el colesterol dietético al colesterol en la sangre?

La cantidad de colesterol en la dieta y la cantidad de colesterol en la sangre son cosas muy diferentes. Aunque puede parecer lógico que ingerir colesterol elevaría los niveles de colesterol en la sangre, generalmente no funciona de esa manera. El cuerpo regula estrictamente la cantidad de colesterol en la sangre al controlar su producción de colesterol.

Cuando la ingesta dietética de colesterol disminuye, el cuerpo produce más. Cuando comemos grandes cantidades de colesterol, nuestro cuerpo produce menos. Debido a esto, los alimentos con alto contenido de colesterol en la dieta tienen muy poco impacto en los niveles de colesterol en la sangre en la mayoría de las personas. Sin embargo, en algunas personas, los alimentos ricos en colesterol aumentan los niveles de colesterol en la sangre. Estas personas representan aproximadamente el 40% de la población y a menudo se las conoce como "hiperrespondedores". Esta tendencia se considera genética.

Los mejores alimentos para el corazón a partir de los 50

A pesar de que el colesterol en la dieta aumenta modestamente el LDL en estos individuos, no parece aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Esto se debe a que el aumento general en las partículas de LDL generalmente refleja un aumento en las partículas grandes de LDL, no en pequeñas y densas LDL. De hecho, las personas que tienen partículas de LDL principalmente grandes tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Los hiperrespondedores también experimentan un aumento en las partículas de HDL, lo que compensa el aumento en LDL al transportar el exceso de colesterol de regreso al hígado para su eliminación del cuerpo. Como tal, aunque los hiperrespondedores experimentan niveles elevados de colesterol cuando aumentan el colesterol en la dieta, la proporción de colesterol LDL a HDL en estos individuos permanece igual y nuestro riesgo de enfermedad cardíaca no parece aumentar. Por supuesto, siempre hay excepciones en nutrición, y algunas personas pueden ver efectos adversos al comer más alimentos ricos en colesterol.

Apunta estos trucos para asar la carne y que te quede tierna y perfecta

¿Deberías evitar los alimentos ricos en colesterol?

Durante años, se les ha dicho a las personas que una ingesta alta de colesterol puede causar enfermedades cardíacas. Sin embargo, los estudios mencionados anteriormente han dejado en claro que este no es el caso. Muchos alimentos ricos en colesterol también se encuentran entre los alimentos más nutritivos del planeta. Estos incluyen carne de vaca alimentada con pasto, huevos enteros, productos lácteos enteros, aceite de pescado, mariscos, sardinas e hígado.

Muchos de estos alimentos también son ricos en grasas saturadas. Los estudios sugieren que reemplazar las grasas saturadas de la dieta con grasas poliinsaturadas reduce el riesgo de enfermedades del corazón. El papel potencial de las grasas saturadas en el desarrollo de enfermedades del corazón es controvertido.