Preguntas

¿Qué debemos hacer cuando sufrimos un esguince en algún ligamento de la mano?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 30 de diciembre de 2019

3 minutos

Los más habituales son los que se producen en la muñeca, pues con las manos frenamos cualquier caída

¿Qué debemos hacer cuando sufrimos un esguince en algún ligamento de la mano?

Unos de los percances más habituales que se pueden sufrir en las manos son los esguinces que se producen en algún ligamento . Ya sea en la muñeca o en los dedos, no es de extrañar que en algún momento de la vida se experimente el intenso dolor que provocan.

Y es que las manos están expuestas a la acción exterior de muchos modos, aunque quizás el más habitual sea el de que se dañen al amortiguar una caída. A fin de cuentas, cuando tropezamos o vemos que vamos a dar con nuestros huesos en el suelo, nuestros reflejos nos llevan a tratar de frenar el golpe con ayuda de los brazos y, claro está, de las manos, que se llevan el peor impacto, concretamente en las muñecas.

Lo mismo ocurre con los dedos. En innumerables ocasiones nos los golpeamos haciendo una tarea u otra. Esto conlleva que en ocasiones los ligamentos que albergan se vean dañados. Y a su vez provoca los temidos esguinces y un intenso dolor.

Esguinces en la mano

Tipos de esguinces

Antes de comentar qué se debe hacer cuando se padece un esguince en la muñeca o en alguno de los dedos, hay que señalar que hay tres grados cuando hablamos de esguinces de ligamentos:

  • Grado 1. Se produce un excesivo estiramiento que provoca un pequeño desgarro en el tejido del ligamento. Es el más leve de todos y, por lo tanto, el que menos dolor produce.
  • Grado 2. Se produce un desgarro parcial del tejido que compone el ligamento. Esto, además de provocar un mayor dolor, hace que la estabilidad de la articulación sea menor.
  • Grado 3. El desgarro es completo e incluso podría haber rotura del ligamento. Obviamente se siente mayor dolor y la articulación presenta tal inestabilidad que no podemos apenas utilizarla.

Esguince de muñeca

“La muñeca o carpo constituye el conjunto articular más complejo del organismo. Encontramos dos hileras de pequeños huesos (cuatro huesos en cada una) que están interconectados entre sí y a su vez conectan con los huesos de la mano (metacarpianos) y con los huesos del antebrazo (cúbito y radio): la primera hilera del carpo está constituida por los huesos: escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme; la segunda hilera está constituida por los huesos: trapecio, trapezoide, grande y ganchoso”, explica la doctora Ana García, especialista en Medicina de Familia y Medicina del Deporte, para el canal de salud de Mapfre (@MAPFRE).

Y es precisamente esa complejidad la que puede provocar que un esguince de la muñeca sea más complicado de curar que en cualquier otra articulación. Eso sí, el que más habitualmente se daña es el ligamento escafosemilunar. Los tratamientos para recuperarse del esguince dependen del grado del mismo, pero tal y como esta especialista indica:

  • Cuando es de grado 1, bastará con aplicar hielo en la zona afectada (nunca aplicar directamente para no dañar a la piel) y colocar una muñequera o un vendaje que no inmovilice completamente la articulación. A esto se añadirá la toma de un antiinflamatorio.
  • En caso de que sea de grado 2, es probable que la inmovilización tenga que ser más rígida. En cuanto al hielo y a los antiinflamatorios, se mantienen en la recuperación.
  • Finalmente, si el esguince es de grado 3, habrá que inmovilizarlo hasta que se obtengan los resultados del estudio de imagen, pues podría requerir cirugía.

Por supuesto, sea cual sea el nivel del esguince, habrá que mantener la zona en reposo el mayor tiempo posible y no forzarla para evitar que la recuperación sea inadecuada y el dolor persista más tiempo.

Esgince en la muñeca

Esguince en los dedos

Ese reposo también será necesario cuando se produzca una lesión en alguno de los dedos de la mano. Según de la Guía clínica para el tratamiento de esguinces en dedos de la Gerencia del Área de Salud de Plasencia, los síntomas de cada grado de esguince son los siguientes:

  • Grado 1. Cuando se produce una contusión o distensión, existe dolor al palpar la zona afectada, puede existir tumefacción, pero no hay inestabilidad articular. Para tratarlo hay que realizar un vendaje funcional que permita ciertos movimientos pero no aquellos que provocan dolor.
  • Grado 2. Cuando se produce una rotura parcial, se ha de llevar a cabo una inmovilización funcional con férula de aluminio, con articulaciones metacarpofalángicas e interfalángicas a 30º de flexión. Se mantendrá durante dos semanas y después habrá que seguir con el tipo de inmobilización que se realiza en los esguinces de grado 1.
  • Grado 3. En este caso se produce una rotura completa del ligamento en cuestión, provocando en la mayoría de las ocasiones un dolor intenso. Como en ocasiones es necesaria una intervención quirúrgica, ha de ser un traumatólogo el que decida cómo debe ser el tratamiento, aunque en un primer momento el dedo deberá ser inmovilizado. Al igual que ocurre con los esguinces de muñeca, para calmar la inflamación se podrá aplicar frío, así como tomar antiinflamatorios cuando el médico lo decida.
0

No hay comentarios ¿Te animas?