Fisioterapia

Qué posturas pueden provocarnos un esguince de pie

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 4 de julio de 2019

2 minutos

Al estirar un ligamento demasiado se produce un esguince, de los que hay varios tipos y gravedades

¿Cómo ha de ser la inmovilización según el nivel de un esguince de tobillo? (Big stock)

Un esguince de tobillo es una lesión en los ligamentos que soportan el tobillo. Asimismo, los ligamentos son estructuras que conectan los huesos entre sí dentro de una articulación. Estabilizan y ayudan a controlar el grado y la dirección de los movimientos articulares, como en el tobillo. Lo mismo ocurre con un esguince del pie, excepto que esto se produce a la altura media del mismo.

Cuando un ligamento se estira demasiado (o se rasga parcial o completamente), se produce un esguince. Esto sucede debido a un movimiento repentino hacia los lados o por una torcedura del pie, que generalmente ocurre cuando una persona aterriza tras saltar o correr en una superficie irregular. Pero hay determinadas posturas, posiciones y gestos que hacen más proclives los esguinces en el pie o el tobillo, las vemos.

Tipos de esguince

Torcedura hacia adentro

Alrededor del 90% de los esguinces de tobillo son lesiones que se producen cuando el pie está invertido, torciéndose hacia adentro. Este tipo de esguince ocurre cuando uno de los tres ligamentos laterales (externos) que soportan el tobillo se estiran demasiado. Estos causan molestias en la parte externa del tobillo y, generalmente, hay un dolor mínimo o ningún dolor en la parte interna de la articulación del tobillo.

Torcedura hacia afuera

Se produce cuando el pie está torcido hacia afuera y el ligamento interno (deltoides) puede estirarse demasiado o desgarrarse. Este esguince produce dolor en la parte interna de la articulación del tobillo.

Esguince de tobillo alto 

Se trata de una lesión en los ligamentos que están encima del tobillo. Estos, llamados ligamentos de sindesmosis, conectan la tibia y el peroné (huesos de la espinilla). Además, este tipo de lesión puede requerir un curso más largo de rehabilitación.

Esguince del pie (Lesión de Lisfranc)

El ligamento de Lisfranc es una banda de tejido resistente que une los huesos metatarsianos (huesos largos que conducen a los dedos de los pies) y los huesos del tarso (huesos en el arco). 

Qué hace un fisioterapeuta cuando tienes un esguince

Qué nos puede provocar un esguince de pie o tobillo

  • Lesión en deportes que implican saltos o impactos contra el suelo. No tenemos que jugar al fútbol para sufrir un esguince, haciendo senderismo o una carrera suave también deberemos tener cuidado al impactar el pie contra el suelo.
  • Uso de un calzado inadecuado. Determinados calzados poco adecuados para ciertas prácticas o que no encajen bien con nuestro pie también pueden llevarnos a sufrir un esguince.
  • Pie varo. En este tipo de casos, la postura de los talones está orientada hacia dentro, lo cual facilita la aparición de esguinces.
  • Inestabilidad. Las personas que tienen músculos débiles pueden ser más propensas a sufrir un esguince de tobillo.
  • Haber sufrido un esguince anteriormente. Las lesiones anteriores en la parte del pie y el tobillo nos hacen más proclives a volver a sufrirlos.
  • Una mala pisada. Es una de las razones más habituales a la hora de sufrir un esguince. Pisar mal al andar o correr conlleva un riesgo mayor de esguince.
0

No hay comentarios ¿Te animas?