Preguntas

¿Qué es el Síndrome de Moebius y por qué es tan raro?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 21 de agosto de 2019

3 minutos

Se trata de una enfermedad que afecta a nervios craneales provocando parálisis facial

bigstock Man With Bell s Palsy 64675489
Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 21 de agosto de 2019

3 minutos

El síndrome de Moebius es una enfermedad de las consideradas “raras” que el médico alemán Paul Julius Moebius describió a finales del siglo XIX. Este síndrome consiste en que “2 importantes nervios craneales, el VII (Facial) y VI (Oculomotor externo o Abducens), no están totalmente desarrollados, causando parálisis facial y falta de movimiento en los ojos. Estos nervios controlan tanto el parpadeo y movimiento lateral de los ojos, como las múltiples expresiones de la cara. Otros puntos del sistema nervioso, incluyendo otros nervios cerebrales que controlan otras sensaciones y funciones, pueden estar también afectados”, explican en la Fundación Síndrome de Moebius, la cual tiene como objetivo la asistencia social, educativa, divulgativa y moral de todos los afectados por este síndrome y de las personas que están relacionadas con ellos.

¿Por qué se dá este síndrome?

Las causas siguen siendo desconocidas, el niño nace así, de ahí que se trate de una enfermedad tan rara. Las evidencias que se relacionan en mayor medida con ella son que se haya producido sangrado vaginal durante el proceso embrionario o que la madre haya sufrido una hipotensión severa por falta de sangre en algún accidente. Es decir, por causas que provocan la falta de riego sanguíneo.

Asimismo, hay que eliminar el factor genético, es decir, el Síndrome de Moebius no se hereda. Es más, el porcentaje de que se repita en un hermano es menor del 1%, según apuntan en la citada fundación (@moebius_org).

Síntomas y problemas

Respecto a los problemas que tienen las personas que padecen el Síndrome de Moebius, destacan los siguientes:

  • El más habitual es que haya una acusada falta de movilidad en los músculos faciales. Por lo tanto, las afectados tienen inexpresividad en la cara. En ocasiones, eso sí, solo afecta a una parte del rostro.
  • Escasa movilidad en los músculos del ojo. Esto provocará que se humidificará con mayores dificultades, con lo que eso conlleva (heridas, úlceras…).
  • No pueden mover los ojos lateralmente, lo que también desemboca en estrabismo (esto se puede corregir con cirugía). Eso sí, la visión será normal.
  • Cuando el paciente es todavía un bebé, será necesario ayudarles a comer. Esto va mejorando con la edad hasta que pueden alimentarse normalmente.
  • El menor movimiento de los labios puede provocar dificultades en la articulación del lenguaje, sobre todo con los sonidos cerrados de la boca y los que implican los labios.
  • Maloclusión dental, es decir, los dientes no se alinean adecuadamente. Esto además provocará más caries pues la saliva no protegerá tanto a la dentadura.