Preguntas

¿Puede el estado nutricional de un mayor impedir una infección respiratoria como el coronavirus?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 6 de abril de 2020

4 minutos

La alimentación por sí misma, en ningún caso, evita o cura la infección por este nuevo virus

Puede el estado nutricional de un mayor impedir una infección respiratoria como el coranavirus

Disponer de un buen estado nutricional es siempre positivo para afrontar ciertos problemas de salud, ya que constituye uno de los hábitos saludables que se han de procurar mantener a lo largo de la vida, para contribuir a un buen estado de salud en general. Ahora bien, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (Cgcodn) y la Academia Española de Nutrición y Dietética han querido matizar que la alimentación por sí misma, en ningún caso, evita o cura la infección por el nuevo coronavirus, o por ninguna otra clase de virus. Por lo tanto, no es óbice pensar que el hecho de variar la dieta de una persona mayor o de cualquier otro grupo poblacional va a protegernos específicamente del Covid-19.

Comer bien siempre

Esto no quiere decir que no debamos desatender nuestra alimentación, sino más bien todo lo contrario. Alma Palau, presidenta del Cgcodn, asevera que es cierto que los mecanismos de defensa y de respuesta a las infecciones están estrechamente relacionados con el estado nutricional de las personas: “Un patrón alimentario adecuado es fundamental para fortalecer las defensas naturales y la respuesta de nuestro organismo ante los agentes patógenos que provocan las infecciones”.

Nuestra salud está condicionada de una forma muy estrecha por lo que comemos. Así lo afirma Montse Vilaplana i Batalla, farmacéutica comunitaria con un Máster en nutrición y ciencias de los alimentos, en el documento Nutrición y sistema inmunitario, Una relación muy estrecha. “La diabetes de tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y 7 de cada 10 muertes por cáncer podrían evitarse con un estilo de vida saludable, buena alimentación, deshabituación tabáquica y la práctica correcta de ejercicio físico”.

Cómo fortalecer el sistema inmune

¿De qué manera es posible fortalecer el sistema inmune por medio de la alimentación? Giuseppe Russolillo, presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética, recuerda que esto se consigue con una dieta equilibrada, variada y completa. Es decir, aquella que está formada principalmente por vegetales y hortalizas, frutas y legumbres, cereales integrales, carnes magras, pescados, huevos y lácteos.

Fortalecer el sistema inmune

La proteína es mejor aportarla a través de carnes blancas, como el pollo, el pavo o el conejo, y también pescados, tanto azules como blancos, y legumbres, explica Vilaplana i Batalla.

Es importante incorporar una dieta en la que abunden los prebióticos, es decir, frutas y verduras frescas y cocinadas, fruta entera, cereales integrales y de grano entero (incluidas las pastas y el arroz), legumbres y probióticos, sobre todo leches fermentadas, como son los yogures o el kéfir. Los expertos hacen hincapié en aquellos productos que sean ricos en ácidos grasos Omega-3, como los pescados, frutos secos o aceite de oliva virgen extra, debido a su acción antiinflamatoria, ya que favorecen una mejor respuesta inmune.

El aporte de energía debe hacerse además de una forma equilibrada, nunca por encima o por debajo de las recomendaciones. Si administramos demasiada energía el sistema inmunológico también se verá afectado, ya que como se sabe la obesidad está vinculada a una mayor presencia de patologías de este tipo. “Las personas obesas tienen mayor incidencia en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y estas se hallan vinculadas a trastornos inmunitarios", explica la experta en farmacia comunitaria.

El consumo de grasas se ha de hacer por tanto por medio de aquellas que se consideran saludables, y que son las que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las primeras se encuentran en por ejemplo, nueces, aguacates y aceites vegetales, entre otros. Mientras que las poliinsaturadas podemos obtenerlas a través del salmón, los aceites vegetales y algunas nueces y semillas. Además, es recomendable ser estrictos con los horarios de las comidas y evitar picar entre horas, porque este control contribuye a mantener las defensas más fuertes.

Junto a una pauta alimentaria equilibrada hay que incorporar a los hábitos diarios otras prácticas saludables. Uno de ellos es realizar ejercicio físico moderado, que se ha de desempeñar con regularidad para que estimule un buen funcionamiento del sistema inmunitario. A su vez es fundamental mantener las horas de descanso recomendadas, evitar el alcohol y el tabaco, sustancias que debilitan el sistema inmune, y aprender a gestionar la ansiedad y el estrés con técnicas de relajación u otros métodos que nos ayuden a alejar la mente de preocupaciones.

Comida saludable (bigstock)

Personas mayores e inmunodepresión

En cuanto a las personas mayores específicamente, los expertos recuerdan que es un grupo que tiende a la inmundepresión, es decir, a que su sistema inmunológico funcione por debajo de lo normal siendo así más vulnerables a infecciones y patologías diversas, y que puede verse favorecida por varios factores.  Estos son la pérdida natural de apetito, las dificultades para realizar las ingestas por el uso de prótesis u otros trastornos asociados a la edad, o también un menor poder adquisitivo.

Así que lo se recomienda a los mayores es efectuar varias comidas al día y elaborar un menú con un gran potencial nutricional, siempre adaptado a las posibilidades de ingesta de cada individuo. La bebida más recomendada es el agua, como también lo es para el resto de la población. Si podemos además realizar algún tipo de actividad adaptada y aunque sea en casa, ayudaremos a reforzar nuestras defensas. Y en caso de dudas, siempre deberemos consultar a los especialistas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?